Local

Cae una red que abusaba de sus propios hijos

Cuarenta personas han sido detenidas y siete más imputadas en 22 provincias, entre ellas Cádiz, Granada, Huelva y Málaga, acusadas de corrupción de menores y posesión de pornografía infantil. Algunos de los arrestados llegaron a grabar los abusos que cometían con sus hijos.

el 14 sep 2009 / 20:33 h.

TAGS:

Cuarenta personas han sido detenidas y siete más imputadas en 22 provincias, entre ellas Cádiz, Granada, Huelva y Málaga, acusadas de corrupción de menores y posesión de pornografía infantil. Algunos de los arrestados llegaron a grabar los abusos que cometían con sus hijos para intercambiar después las imágenes por internet y móvil.

Las investigaciones comenzaron a raíz de la denuncia presentada por un vigilante de seguridad en el puesto de la Benemérita en Tudela (Navarra) después de recibir en su teléfono móvil un archivo pornográfico, explicó en conferencia de prensa el delegado del Gobierno en Navarra, Vicente Ripa.

A partir de ese momento se iniciaron las investigaciones, que se han prolongado durante un año en doce comunidades autónomas.

Las investigaciones de la bautizada como Operación Membrillo se han extendido a Colombia y Argentina para determinar el origen de algunos archivos y a EEUU para obtener datos de ciertos envíos.

En este tiempo se han analizado 72.000 sms y mms, practicado 45 registros, intervenido más de un centenar de móviles y 3.000 archivos pedófilos en formatos de vídeo e imagen, además de numerosos soportes de almacenamiento digital y reproductores como CD, DVD, tarjetas de memoria y discos duros.

Según comentó el coronel jefe de la novena zona de la Guardia Civil, Benito Salcedo, las edades de los niños eran "muy inferiores a los diez años" y los detenidos utilizaban canales especiales a través de operadoras de móviles, así como mensajería móvil e internet, además de pseudónimos para dificultar su localización, y el cibergrooming, simulando ser menores de edad para atraer así a los niños.

Indicó asimismo que buscaban imágenes "a ser posible reales y en vivo" pero también pretendían "iniciar en las prácticas sexuales a los niños".

De la operación se deduce la producción de los archivos por los supuestos responsables, parte de los cuales se vanagloriaban de enviar las de familiares e incluso la de sus propios hijos o hijas, lo que posibilitó la identificación de dos de las menores que aparecen en las imágenes.

  • 1