jueves, 21 febrero 2019
22:26
, última actualización
Local

Cae una red que introducía droga con buzos en Málaga

Detienen a ocho personas que trasladaban el hachís en motos de agua para esconderlo en la costa

el 10 jun 2010 / 19:16 h.

TAGS:

Los agentes, con la moto acuática que recogía la droga.

Una operación conjunta entre la Policía Nacional y la Agencia Tributaria permitió desarticular una red de narcotraficantes que utilizaba un método inédito para arrastrar fardos de hachís hasta la costa española. Bautizado como "el infalible" por los ocho miembros de la organización, el procedimiento se basaba en emplear buzos y motos de agua para trasladar la droga oculta bajo el mar hasta las playas de Málaga.

Cinco españoles, dos marroquíes y un británico idearon el sistema con el que estaban convencidos de que la Policía "nunca" descubriría los fardos, que podrían ser trasladados "sin levantar sospechas" hasta la orilla, según dijo ayer el comisario jefe del Grupo de Respuesta Especial contra el Crimen Organizado, Ricardo Toro, en una rueda de prensa en el Complejo Policial de Canillas, en Madrid.

El comisario explicó cómo una sección de la organización introducía la droga, procedente de Marruecos, en una embarcación semirrígida para fondearla y anclarla, durante las primeras horas de la mañana "a plena luz del día", a unos 20 metros de profundidad en un punto cercano a la costa española. Una vez que la rama española marcaba el lugar con una boya, actuaba un buceador malagueño, de 28 años y sin antecedentes policiales, que, provisto de un equipo de respiración autónoma, se sumergía y amarraba con un cabo los fardos a una moto acuática. La tercera fase consistía en arrastrar el estupefaciente a 10 metros de la orilla para enterrarla a tres metros de profundidad. Ya en plena noche, otros miembros del grupo tiraban con un todoterreno del cabo al que iban atados los fardos para sacarlos a la superficie.

El objetivo de la organización era cargarlos en furgonetas y después trasladarlos a los clientes. Sin embargo, sus intenciones fueron abortadas por los investigadores que llevaban siguiendo los pasos de los ‘narcos' -algunos con antecedentes por tráfico de drogas- desde hace cuatro meses. Los agentes incautaron 458 kilos a bordo de un monovolumen que circulaba hacia Granada y 10 fardos unidos entre sí con unos 700 kilos de hachís bajo el agua.

  • 1