martes, 26 marzo 2019
11:37
, última actualización
Local

CAF propone un tranvía para ir a La Campana sin catenaria

El alcalde anuncia que no estarán en 2010 y que se estudiará su compra.

el 18 dic 2009 / 15:14 h.

TAGS:

El alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), aprovechó ayer el debate en el pleno para anunciar que la empresa CAF le ha entregado ya una propuesta para disponer de un nuevo tipo de tranvías que pueden prescindir de catenarias en ciertos tramos y que permiten profundizar más en el Centro, es decir, que podrían unir la Plaza Nueva con La Campana, un proyecto aparcado hasta ahora por las grandes dimensiones y la poca flexibilidad de los trenes actuales. Según el Ayuntamiento, no había "soluciones técnicas", algo que parece haber cambiado.

Después de que el pleno rechazase la iniciativa del PP para paralizar la ampliación del Metrocentro hasta Viapol, Sánchez Monteseirín informó de que se abren "nuevas posibilidades" en la futura prolongación del tranvía porque CAF plantea sustituir los trenes actuales por otros más "ligeros" y "flexibles". Eso sí, hay un inconveniente: los plazos. No estarán para 2010, así que el alcalde no podrá cumplir su promesa de que el tranvía pasaría sin catenarias por delante de la Catedral.

Esos nuevos trenes permitirían "abrir unas expectativas extraordinarias en cuanto a futuras ampliaciones, no sólo hacia los puntos cardinales ya previstos -Santa Justa- sino hacia otros lugares del Centro histórico, transportando de 200 a 350 pasajeros", indicó el alcalde. De hecho, esos nuevos tranvías podrán circular por vías mucho más "sinuosas" y hacer giros "más cerrados", de ahí que permitan unir la Plaza Nueva con la Campana.

En un principio, el Ayuntamiento barajó que el Metrocentro circulase por Méndez Núñez hasta San Pablo, pero la estrechez del giro en la Magdalena hizo que se replanteara el proyecto y se apuntase a la calle Zaragoza como la mejor opción.

El alcalde también destacó que la nueva tecnología de CAF ofrece la posibilidad de circular en ciertos tramos sin catenarias, un sistema que vendría en los trenes "de fábrica", lo que supone una ventaja. Hasta ahora se había planteado que los actuales trenes se modificasen para que albergasen en su techo los llamados "ultracondensadores", una especie de baterías de gran tamaño.

"Serían unos vehículos competitivos técnicamente, una solución vanguardista y económicamente rentable y viable", apostilló el primer edil.

En alquiler. Tussam prorrogó a finales del pasado año el contrato de alquiler de las unidades de metro que están siendo utilizadas para explotar comercialmente el tranvía y por las que paga al mes 37.500 euros, a razón de 7.500 euros por cada uno de los cinco convoyes cedidos por CAF-Santana a Tussam inicialmente por un periodo de año y medio, de marzo de 2007 a octubre de 2008.

En el contrato se recogía que los trenes no tendrían catenarias a su paso por la Catedral en septiembre de 2008, pero la tecnología no ha estado, por ahora, lo suficientemente probada. De hecho, el Consistorio podría haber reclamado una importante suma de dinero, más del 3.000 euros al día, por este incumplimiento. Las cláusulas administrativas del contrato recogen una penalización del 0,1% del valor del tren por día exigible desde septiembre de 2008.

Por ahora, la única ampliación que está en marcha es la que va desde el Prado hasta el apeadero de Renfe de San Bernardo, un proyecto que tiene que estar listo para septiembre de 2010. Estos 885 metros de vía irán sobre una alfombra de césped natural para absorber los ruidos de los coches, de los autobuses y del tranvía.

Esta prolongación del Metrocentro costará 5,7 millones de euros (que pagará el Estado a través del Plan 8.000). El proyecto para que llegue hasta Santa Justa está en el aire. No se sabe cuánto costará, quién lo pagará ni por dónde irá. Los socialistas apuestan por San Francisco Javier y Luis de Morales, pero IU planteó un trazado por la Buhaira.
Mientras, el PP insiste en que el proyecto hasta Viapol es "ilegal" porque requiere una modificación del Plan General de Ordenación Urbanística (PGOU). Incluso anunciaron que lo llevarían a los tribunales, si bien finalmente han optado por solicitar una revisión del proyecto y un informe al Consejo Consultivo.

Por ello, el portavoz adjunto del PP Francisco Pérez solicitó ayer en el pleno la paralización de las obras. A su juicio, el tranvía va "en dirección contraria" a lo diseñado y dibujado, puesto que "se trataba de conectar con el Centro y luego, cuando no supieron cómo salvar la Plaza Nueva, se va hacia atrás". Pérez instó al Ayuntamiento a modificar el Plan General y a encargar nuevos estudios ambientales, pero subrayó que no pretenden dilatar las obras sine die.

Por el contrario, el concejal de Movilidad, Francisco Fernández (PSOE), defendió la legalidad del proyecto y detalló las excelencias del tranvía, que conectará el tren de Cercanías con la Plaza Nueva.


  • 1