Economía

Caja Granada se desmarca ante una alianza de Unicaja y Cajasol

Sorpresa: la entidad granadina, inmersa en un SIP nacional, se aviene a colaborar con el resto de andaluzas, pero horas después se desmarca

el 14 jun 2010 / 20:32 h.

Jesús Macías y Elvira Saint-Gerons Herrera junto a José María de la Torre, ayer.

Tras el pronunciamiento del presidente andaluz, José Antonio Griñán, que ha expresado en voz alta su deseo de que Unicaja y Cajasol promuevan un acercamiento en clave andaluza, la tercera entidad regional que queda -Cajasur está inmersa en un proceso de subasta tras su intervención por parte del Banco de España y Caja de Jaén ya se ha integrado en la malagueña-, Caja Granada mantuvo ayer su posición de marchar por su cuenta sin planes comunes con las dos hermanas mayores ante una eventual alianza de ambas.

Claro que éste fue el mensaje corregido que la entidad granadina lanzó bien entrada la noche y después de que horas antes su vicepresidente, José María de la Torre, afirmara en declaraciones a los periodistas que "si Cajasol y Unicaja plantean una alternativa tipo SIP, siempre hemos estado abiertos a todas las oportunidades, por lo que habría que analizarlo y valorarlo", antes de participar en Sevilla en un almuerzo coloquio organizado por el Círculo de Empresarios de Cartuja 93 y la Fundación Tres Culturas.

Sobre este proceso, la posible alianza entre la malagueña y la sevillana, opinó que serán ellas las que tendrán que estudiar las posibilidades y analizar las distintas alternativas.
De la Torre defendió que la entidad granadina no se ha visto sometida a presiones "ni de la Junta ni del PSOE andaluz" para encarrilar su futuro en clave regional y abundó en que la fusión fría o Sistema Institucional de Protección (SIP) que ha emprendido con otras tres entidades -Caja Murcia, Sa Nostra y Penedès- servirá para que la caja andaluza gane la dimensión suficiente que le permita poder financiar proyectos de mayor calado en la comunidad, tras optar a la financiación en el mercado mayorista con mayores ventajas, y confirmando así su compromiso con el territorio.

Ésa es una de las líneas rojas marcadas por el presidente de Caja Granada, Antonio Jara, recordó su segundo, quien insistió en que el nuevo grupo creado "va a fortalecer al sistema financiero andaluz". Las restantes se centran en la identidad territorial, el mantenimiento de la Obra Social y en que -enfatizó- "los impuestos que se generen se van a tributar en Andalucía", un aspecto que quiso enfatizar.

Ayudas del Frob. Hoy concluye el plazo para solicitar ayudas al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB). Aunque la fecha límite estaba fijada para el 30 de junio, el Banco de España estableció el tope para optar a esos recursos hoy, 15 de junio. José María de la Torre confirmó ayer que el SIP al que se ha adherido la granadina ha solicitado "en tiempo y forma" ayudas de entre 800 y 900 millones, que ya fueron aprobada por el consejo de administración de la entidad.

Hasta el momento, reseñó, ninguna otra caja les ha mostrado intención de unirse a su grupo, que les permitirá crecer en el arco mediterráneo -donde, aseguró, se concentra el 60-70% del PIB español-, zona con gran potencial.Insistió en el desarrollo del "terreno natural" de Caja Granada, citando a Andalucía, Ceuta y Melilla, y consideró que suponen una vía de acceso para operar en Marruecos, que tiene muchas posibilidades para las empresas de la comunidad.

De la Torre animó a la Fundación Tres Culturas a ejercitar una labor de asesoramiento al tejido empresarial andaluz para dar el salto al país vecino.

  • 1