sábado, 23 marzo 2019
15:38
, última actualización
Local

Caja Granada urge a un gran pacto social y político para atajar la crisis

Antonio Claret -un "humanista de la banca", como lo presentó el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra- reivindicó un gran pacto social y político frente a la crisis. El presidente de Caja Granada bendijo el aumento del déficit público para potenciar la inversión y, pese al debate abierto, pasó por alto sobre la fusión de las cajas de ahorros en esta coyuntura.

el 15 sep 2009 / 21:14 h.

TAGS:

Antonio Claret -un "humanista de la banca", como lo presentó el ex vicepresidente del Gobierno Alfonso Guerra- reivindicó un gran pacto social y político frente a la crisis. El presidente de Caja Granada bendijo el aumento del déficit público para potenciar la inversión y, pese al debate abierto, pasó por alto sobre la fusión de las cajas de ahorros en esta coyuntura.

En un ciclo de conferencias organizado por Cepes Andalucía en el Club Antares de Sevilla, el presidente de Caja Granada reunió anoche a una nutrida representación de empresarios, responsables sindicales y autoridades andaluzas. Ante todos ellos -y después de que Alfonso Guerra dijese de él que es "un político, un gestor y un hombre" que no se deja llevar por las modas-, Claret García desgranó sus recetas ante la crisis económica. Giró en torno a un principio: la reivindicación de lo público frente a la desregulación y la confianza en las respuestas del mercado.

Como instrumentos para combatir la crisis, destacó el diálogo social. El presidente de Caja Granada instó a mantener la Concertación Social -el nuevo acuerdo está pendiente de negociar- como uno de los grandes activos de las economías española y andaluza. "Los agentes sociales han dado suficientes muestras de cordura y madurez durante muchos años por lo que, sin duda, cooperarán en la salida de la crisis", sostuvo. La necesidad de consenso, según sus palabras, pasa también por el ámbito político.

En línea con los malos augurios de las autoridades económicas, el presidente de Caja Granada advirtió de que "lo peor de la crisis está por llegar" y aseguró que, para "declarar la guerra al paro", hay que "romper las costuras e incrementar la inversión pública sin miedo". Sin miedo, dijo, a aumentar el déficit.

Muchas voces cuestionan la apuesta del Gobierno de adoptar medidas de liquidez para bancos y cajas, pero el presidente de Caja Granada negó la mayor. Sostuvo con vehemencia que las entidades no han negado el crédito, a pesar de que el propio Gobierno andaluz ha admitido esta semana que el grifo no está del todo abierto, por ejemplo, para financiar VPO. A juicio de Claret, lo que ha caído es la demanda de créditos de familias y empresas que están retrasando sus inversiones.

La crisis fue el eje de una intervención en la que ignoró el debate a cuenta de la fusión de las cajas de ahorros. Claret García desmarca a Caja Granada de este proyecto, pese a la apuesta del PSOE-A, a cuya ejecutiva perteneció antes de presidir la caja.

  • 1