jueves, 21 febrero 2019
18:33
, última actualización
Economía

Caja Madrid sigue segunda pese a sumar cinco cajas pequeñas

Negocia un SIP con Laietana, Segovia, Rioja, Ávila e Insular de Canarias

el 28 may 2010 / 13:47 h.

Caja Madrid se mantendrá como la segunda mayor caja de ahorros española, por detrás de La Caixa, si finalizan con éxito las conversaciones iniciadas ayer con Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia y Caja Rioja para forjar una unión mediante un Sistema Institucional de Protección (SIP) o fusión fría.

De esta forma, el nuevo grupo liderado por Caja Madrid y del que formarían parte las cinco pequeñas cajas, sumará un volumen total de activos de 227.561 millones. Así, sólo estaría superada por la entidad catalana, con 271.872 millones en activos.

La entidad que preside Rodrigo Rato confirmó que ha comenzado a analizar una posible fusión, mediante un SIP con Caixa Laietana, Caja de Ávila, Caja Insular de Canarias, Caja Segovia y Caja Rioja. Según dijeron las entidades, el citado proceso "está todavía en fase preliminar" y debe ser aprobado por los órganos de gobierno de cada una de ellas y de las autoridades administrativas competentes.

Al respecto, Caja Segovia indicó que la creación del nuevo grupo permitiría "reforzar la solvencia y la liquidez" del conjunto de entidades que lo conformen, además de optimizar sus niveles de eficiencia, así como mejorar el servicio a su base de clientes.

Gracias a ello, también alcanzaría "una notable dimensión y cobertura nacional, manteniendo el liderazgo de cada caja en sus respectivos territorios de origen".

Las seis entidades sumarían, asimismo, entre todas 19.000 empleados y una red de 2.975 oficinas, aunque cada una de ellas mantendría su personalidad jurídica, actividad comercial e identidad corporativa en sus territorios de origen, así como sus órganos de gobierno y la gestión de la Obra Social.

Y es que los SIP están concebidos como mecanismos de apoyo y defensa mutua y permiten que las cajas implicadas no pierdan su personalidad jurídica ni sus sedes, aunque centralizan las políticas financieras, de solvencia y de riesgos.

Es la opción más elegida por el sector para su reestructuración y se suma a la de Banca Cívica -formado por Caja Navarra, Canarias y Burgos-, y al que unirá a Caja Murcia, Caixa de Baleares Sa Nostra, Caja Granada y Caixa Penedés, además del que incluirá a Caja Mediterráneo (CAM), Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura.

Del total de activos que sumaría el nuevo grupo liderado por Caja Madrid, 227.561 millones, 191.904 millones proceden de ésta; 9.395 millones de Caja Insular de Canarias; 9.191 millones de Caixa Laietana; 7.115, de Caja Ávila; 6.172 de Caja Segovia, y 3.873 millones de Caja Rioja.

No obstante, el grupo liderado por la madrileña podría ampliarse a más cajas, tal y como expresaron tanto fuentes de ésta como el propio presidente de Caja Segovia, Atilano Soto.

Así, detrás de La Caixa y de este SIP se situaría la unión que prevén llevar a cabo Caja Mediterráneo (CAM), Cajastur, Caja Cantabria y Caja Extremadura, que suma 135.000 millones en activos. La cuarta posición es para Bancaja, la única de las grandes cajas que por el momento no ha anunciado su intención de unirse a otras entidades.

Por su parte, la Federación de Servicios Financieros y Administrativos de CCOO solicitó ayer que la fusión anunciada refuerce la solvencia de la entidad resultante y no conlleve medidas traumáticas contra el empleo. Así, también pidió a estas entidades que se respete la naturaleza jurídica de cada una de las cajas, aunque pedirán información "suficiente" sobre su desarrollo.

La Caixa ultima la absorción de Caixa Girona 

La Caixa confirmó ayer "conversaciones" con Caixa Girona sobre "un posible proceso de fusión" entre las dos entidades financieras, informó en un comunicado. La caja presidida por Isidre Fainé señaló que este proceso "está pendiente de diversas reuniones y sujeto a la aprobación de los órganos de gobierno de ambas entidades".

El anuncio se producía minutos después de que el conseller de Economía y Finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, avanzase que las tres cajas de ahorros catalanas que quedaron fuera de procesos de fusión (Caixa Penedès, Laietana y Girona) tienen "procesos muy avanzados" para cerrar integraciones, que se sabrán de forma "inmediata" en los próximos días. Desde que Caixa Girona se descolgó de la fusión de Unnim, la Generalitat dejó claro que seguiría muy de cerca su evolución y le exigió medidas para garantizar su viabilidad y supervivencia. Tras la confirmación de conversaciones con La Caixa, fuentes del Gobierno catalán señalaron que es un proceso que ve "bien".

De materializarse la unión con la primera caja española se mantendrá como el principal grupo del sector de las cajas de ahorros, con un volumen de activos conjunto de 280.000 millones, seguido del Sistema Institucional de Protección (SIP) de Caja Madrid.

En concreto, a cierre de 2009, la entidad que preside Isidro Fainé contaba con 271.873 millones de euros en activos, que sumados a los de Caixa Gerona (7.815 millones), alcanzarán los 280.000 millones.

Asimismo, el grupo catalán contará con aproximadamente 6.000 oficinas, de las que 5.326 proceden del Grupo La Caixa, y con más de 28.000 empleados, de los que 27.505 procedente de la entidad que dirige Fainé.

El presidente de Caixa Girona, Manel Serra, afirmó ayer que la posibilidad de fusión con La Caixa es una decisión que ha de tomar el consejo de administración y confió en "el buen sentido de responsabilidad" de todos los miembros del consejo, que decidirán lo mejor para el futuro.

Serra reiteró que la fusión se trata de "una cuestión del consejo", aunque aseguró que desde la presidencia y la dirección le harán una "buena propuesta" de integración, a pesar del contexto económico actual. El consejo de administración de Caixa Girona tratará el lunes la fusión con La Caixa, explicaron fuentes cercanas a la entidad.

 Salgado deja margen a prorrogar el FROB

La vicepresidenta económica del Gobierno, Elena Salgado, admitió ayer que existe la posibilidad de que se amplíe más allá del 30 de junio el plazo para que las cajas que lo necesiten acudan al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), aunque consideró que no será necesario.

Así, Salgado dijo que la posibilidad "existe", aunque aseguró que tanto el Gobierno como el Banco de España tienen la "determinación" de finalizar la reestructuración del sistema financiero español antes de esa fecha y consideran que será posible.

Para Salgado, el presupuesto con que cuenta el FROB para hacer frente a la reestructuración del sistema financiero, un máximo de 36.000 millones que incluyen los 9.000 millones de dotación y otros 27.000 de capacidad de endeudamiento, será "mucho más que suficiente" para todo. Sobre la intervención de Cajasur el pasado fin de semana, que ya está bajo la gestión del FROB, Salgado explicó que "habrá aportaciones" desde este fondo, que "se recuperarán luego, cuando se produzca la subasta".

 Aspromonte insiste en que sí cerró el acuerdo

Aspromonte, sindicato mayoritario en Cajasur, reiteró ayer, aportando documentos como extractos del documento base del acuerdo laboral que cerró con Unicaja, que apostó hasta el final, el pasado viernes, por hacer posible la fusión de la caja cordobesa con la malagueña.

Según la información difundida por Aspromonte, esos extractos del acuerdo, al igual que comunicados oficiales de Unicaja, comunicaciones públicas de CCOO y hasta instantáneas de las 20.30 horas del pasado viernes, son "la demostración, más allá de toda duda, de lo ocurrido el día 21 de mayo en Málaga", en la que fue la última reunión de la mesa laboral para la fusión entre Unicaja y Cajasur, que el consejo de ésta última rechazó aprobar sin acuerdo laboral, que implicó la intervención de la caja cordobesa por parte del Banco de España.

 

  • 1