Economía

Cajas andaluzas en estado de agitación

La Junta de Andalucía asegura que actualmente no hay ninguna fusión de cajas andaluzas sobre la mesa, pero las cábalas proliferan por el interés de no pocas en absorber a Cajasur. Y reitera: cualquier operación ha de ser en clave andaluza, salvo que hubiera una entidad foránea que acudiera con lágrimas a Andalucía.

el 16 sep 2009 / 03:51 h.

La Junta de Andalucía asegura que actualmente no hay ninguna fusión de cajas andaluzas sobre la mesa, pero las cábalas proliferan por el interés de no pocas en absorber a Cajasur. Y reitera: cualquier operación ha de ser en clave andaluza, salvo que hubiera una entidad foránea que acudiera con lágrimas a Andalucía.

El debate sobre los cambios en el mapa financiero regional volvió ayer a copar la agenda de políticos y entidades implicadas en posibles futuras fusiones.

La consejera de Economía y Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, insistió en que el las fusiones de las cajas de ahorros deben hacerse "en clave andaluza" y, por ello, recomendó a éstas que inicien contactos para abordar alianzas estratégicas y, así, aumentar su tamaño.

En cualquier caso, la consejera apuntó que también "habría que valorar" salir al rescate de una entidad financiera foránea que "viniera" a pedir ayuda a la comunidad, como la operación, luego fallida, entre Unicaja y Caja Castilla-La Mancha (CCM).

Dejó claro que el Gobierno andaluz apoyará las fusiones entre las entidades andaluzas, si bien precisó que, si están fuera del territorio y necesitan apoyo, "se estudiará cada caso".

"Nos encantaría que hubiera una alianza de las cinco cajas" andaluzas, afirmó la consejera, quien eludió desvelar si hay contactos de Unicaja con Cajasur para fusionarse ambas y si la Junta respalda esa opción. "No hay ninguna fusión sobre la mesa", sentenció la titular de Economía.

Aunque comparte la línea de la Junta y contempla como primera opción la integración de cajas andaluzas, el presidente de Unicaja, Braulio Medel, dio otro aire a esta tesis al afirmar que la fusión entre entidades regionales sería compatible con la entrada en el escenario financiero andaluz de una caja foránea. "Eso sí, siempre y cuando no pusiera en riesgo ni pudiera condicionar el avance en el proceso de concentración amplio de las entidades financieras andaluzas", explicó Medel.

Cajasur es en estos momentos la entidad que se sitúa en el punto de mira y sobre la que más quinielas se están confeccionando. Los malos resultados obtenidos por la caja de la iglesia -de cabecera en Córdoba- han incentivado el revuelo. Sobre la posible integración de ésta con entidades de otras regiones -veáse, en este caso, Cajamurcia-, el consejero de Gobernación, Luis Pizarro, insistió ayer en que a la Administración regional "no le gusta y va a decir no" a "que venga una caja de fuera y, por muy legítimo que sea, absorba a una andaluza".

Pizarro incidió en que el objetivo del Gobierno andaluz es "redimensionar y fortalecer" el sistema financiero de Andalucía para que sea "más fuerte y competitivo" y se convierta en un instrumento de "gran utilidad" para todo lo que signifique "desarrollo económico, creación de riqueza" y su participación en empresas "estratégicas" de la región desde un punto de vista económico.

También sobre Cajasur habló ayer su compañero de partido y secretario de Organización del PSOE-A, Rafael Velasco, quien dijo que Cajasur es una "buena y gran empresa que no esta teniendo más problemas que los normales" ante la actual situación económica, al igual que está ocurriendo "con otras entidades financieras".

  • 1