Economía

Cajasol achaca a la crisis y la fusión el estancamiento de sus beneficios

La caja sevillana ofreció el balance del primer semestre del año, en el que vio cómo sus resultados se quedaron estancados en los 111 millones que obtuvo en igual periodo de 2007.

el 15 sep 2009 / 08:57 h.

La caja sevillana ofreció ayer el balance del primer semestre del año, en el que vio cómo sus resultados se quedaron estancados en los 111 millones que obtuvo en igual periodo de 2007. Cajasol lo atribuye a la "complejidad" del actual entorno económico y a los costes del proceso de fusión.

Cajasol repite los beneficios consolidados que se anotó en los primeros seis meses de 2007. Un inapreciable avance de 100.000 euros -de 110,9 a 111 millones- congeló el crecimiento del resultado consolidado de la entidad sevillana que, a pesar de esta evolución, los consideró "satisfactorios" ante la "complejidad del entorno económico actual en los mercados financieros y el proceso de fusión" en el que está inmersa la caja desde hace algo más de un año, apuntó en una nota.

La caja hizo hincapié en que estos resultados muestran el negocio tradicional de esta entidad, y no incluyen los beneficios extraordinarios "habituales en la segunda parte del ejercicio", y que provienen en su mayoría del grupo de empresas participadas.

Pero lo cierto es que no sólo el beneficio se resintió. También lo hizo la tasa de morosidad, que en el primer semestre se elevó hasta el 1,7%, nivel muy próximo a la media de las cajas de ahorros, situada en el 1,81%, si bien fuentes de la entidad no precisaron el nivel de mora con el que la caja cerró la primera mitad de 2007.

La entidad consideró, no obstante, que "está teniendo una evolución con un fuerte crecimiento, si bien los resultados están siendo conservadores y prudentes", fruto, entre otras cuestiones, de la política de dotaciones ante riesgos como los créditos dudosos. La tasa de cobertura de Cajasol se situó en el 110%, con un colchón de 610 millones de euros.

Además, la entidad que preside Antonio Pulido recalcó el "esfuerzo" económico que le está suponiendo a la entidad la fusión, en aspectos como la inversión tecnológica, el cambio de imagen corporativa y el cumplimiento del acuerdo laboral tras la fusión, "gastos extraordinarios orientados a mejorar la eficiencia de la entidad", señaló.

Cajasol vio, además, cómo descendió el ritmo de crecimiento de su actividad frente al mismo periodo del año pasado. Así, el volumen de negocio alcanzó los 43.472 millones, un 5% más, resultado de la suma de los créditos -que aumentaron un 4,5%, hasta los 24.393 millones- y los depósitos, que se situaron en 20.119 millones, con un leve incremento del 2,5%. El margen ordinario alcanzó los 444 millones, lo que representa un 6,7% más en comparación al mismo periodo de 2007. Por su parte, el margen de intermediación -resultado del negocio tradicional de captar y prestar dinero- avanzó un 6,8%, hasta los 336 millones y el de explotación experimentó una ligera subida del 0,2%, hasta los 189 millones de euros. El patrimonio neto de la entidad aumentó un 11,8%, y se sitúa en los 1.807 millones. "El buen estado financiero y patrimonial nos sigue manteniendo con una solvencia por encima de la media del sector de las cajas, con un ratio del 13%".

Por otro lado, los resultados individuales de la entidad después de impuestos crecieron un 10% en el primer semestre, hasta alcanzar los 100 millones de euros, informaron fuentes de la entidad.

  • 1