miércoles, 20 febrero 2019
23:03
, última actualización
Economía

Cajasol reconoce ya su cercanía a Unicaja

Medel y Pulido confirman la operación conjunta para acudir a la subasta, que se canalizará a través del BEF, donde Cajasol y Unicaja tienen mayoría (67%). Caja Granada adelante a hoy su consejo para aprobar su SIP foráneo tras el visto bueno del Banco de España

el 29 jun 2010 / 21:17 h.

Medel y Pulido, en una imagen de archivo.

En cuatro líneas en dos idénticos y escuetos comunicados –muy del gusto de la entidad malagueña–, Unicaja y Cajasol anunciaron ayer que sus respectivos presidentes, Braulio Medel y Antonio Pulido, habían acordado analizar “el posible desarrollo de una actuación conjunta en el proceso abierto de adjudicación de Cajasur”. La lectura, que lanzarán una oferta conjunta para hacerse con la caja cordobesa en la subasta pública que el Banco de España –que la tiene bajo control– resolverá en dos semanas. Después, la fusión. Ya está más cerca. Lo de ayer fue un paso “muy importante”, según Pulido.

Poco más de esa confirmación que el día anterior avanzara el Gobierno andaluz, cuyo presidente, José Antonio Griñán, es quien ha empujado a esos directivos a dar un paso, ir juntos a por la caja intervenida, que conlleva, además, subir el primer escalón fijado en la hoja de ruta –improvisada tras tomar el supervisor las riendas de la cordobesa– hacia la gran caja de Andalucía. Difícilmente sin el llamamiento expreso de la Casa Rosa los dos cajeros se hubieran entendido.

Esa sintonía, sin embargo, comienza a cuajar. De hecho, Pulido reconoció ayer en Málaga que ir de la mano a por la entidad cordobesa es un paso “muy importante” de cara a la posible fusión con Unicaja. Señaló que tiene “voluntad expresa, esfuerzo, apoyo e impulso para llevar a buen puerto” el acercamiento entre las dos entidades. La prioridad, matizó, es esa oferta conjunta, y después “será el momento de ver la posibilidad de seguir ese camino”, el de la unión. Y tampoco descartó que Caja Granada se sume al proyecto.

“Estaremos siempre abiertos” a procesos de “concetración” si gana Andalucía, al tiempo que admitió que yendo con Unicaja es más fácil hacerse con Cajasur que de forma individual.

Caja Granada, en cambio, ha adelantado a hoy el consejo de administración que aprobará el contrato de su integración en un Sistema Institucional de Protección (SIP) con Caja Murcia, Caixa Penedés y Sa Nostra, después de que ayer mismo el Banco de España diera su visto bueno a esta alianza. En principio, el consejo estaba previsto para el día 6. 

Este diario reveló ayer algunas de las claves de la oferta conjunta –hasta ahora, cada una acudía en solitario a la puja–, que podría canalizarse a través del Banco Europeo de Finanzas (BEF), puesto que sus accionistas son las cajas, siendo la malagueña y la sevillana los principales. Asimismo, las entidades implicadas trabajan ya –el citado comunicado señala que “equipos técnicos de ambas procederán con carácter inmediato” a estudiar el asunto– con dos documentos independientes: uno, el plan de negocio que elaborara la firma Boston Consulting para la fusión de Unicaja y Cajasur –que no prosperó– y el informe que diseñara la consultora internacional PricewaterhouseCoopers para Cajasol con el objetivo de ir en solitario a esa subasta.

No en vano, el acuerdo que Pulido y Medel anunciaron se tomó tras una reunión ayer de la junta de accionistas del BEF en Málaga, donde tiene su sede social. El BEF se asemejaría, pues, al Banco Liberta, filial de la asturiana Cajastur y a través del que ésta absorberá CCM. Por resolver: la posición de Caja Granada, también accionista. O se une, cosa difícil, o vende su parte o el BEF amplía capital para que salga.

Junto con el impulso dado por Griñán, está también la toma de conciencia de la fortaleza de las ofertas de algunos rivales, en especial la formulada por el Banco Sabadell –el resto de entidades interesadas son el BBVA, Caja Madrid, Banca Cívica y BBK–.

El tiempo apremia, puesto que se ha fijado el día 8 de julio como fecha tope para que el Banco Nomura, que asesora al órgano supervisor en todo el proceso de adjudicación, reciba las ofertas vinculantes.

Las fuentes consultadas precisan que hay margen suficiente, dado que parte del trabajo ya está hecho. Recuerdan, en este sentido, el conocimiento que la caja de Medel tiene sobre los números de la cordobesa, con la que negoció su fusión durante diez meses. Al unirse Cajasol, la digestión de Cajasur sería más llevadera, apuntan fuentes sindicales.

Mientras tanto, Griñán agradeció a Pulido y Medel ese paso dado. “Cajasur es una perla y creo que tiene muchos novios ahora mismo. Por eso hemos conseguido que se unan las ofertas hechas por Cajasol y Unicaja”. 

  • 1