Deportes

Cajasol: salvo a Satoransky, confían en mantener a todos sus jugones

El club se mantiene a la expectativa del proyecto Sevilla Park, si se convierte en realidad, como alternativa al viejo pabellón San Pablo.

el 24 abr 2014 / 23:31 h.

porzinNo tienen en el Cajasol ninguna información de primera mano sobre el nuevo auditorio que la empresa promotora del Palacio de Congresos de Madrid pretende construir en el puerto de Sevilla, un complejo multiusos con capacidad máxima para 20.000 espectadores que cuenta en su plan de contenidos con eventos deportivos. Es la empresa del Madrid Arena, donde Estudiantes disputó sus partidos durante cinco temporadas, pista que también utilizó el Real Madrid en algunas ocasiones. Para los encuentros de ACB, el aforo se limitaba a poco más de 10.000 espectadores. Puede ser una alternativa para el club al viejo San Pablo, una de las instalaciones más antiguas de competición profesional de basket, construida en 1988 y que con motivo del Mundial del próximo verano tampoco será reformada. Apenas se beneficiará de unas mejoras en vestuarios y adecentamiento de algunos espacios. Con la crisis económica ahora es prácticamente imposible plantear la construcción de un nuevo pabellón para Sevilla financiado con dinero público, por lo que proyectos como Sevilla Park, de capital privado, son la única posibilidad a medio plazo de dar relevo al San Pablo como gran escenario deportivo a cubierto de la capital andaluza. «Si es para mejorar se estudiaría, aunque nadie nos ha hablado de esto», aseguraba ayer Leo Chaves, director general del club, que reparaba en que, como sucedía con el Madrid Arena «si se da el caso, sólo sería utilizable para jugar partidos, no para entrenar a diario», dado que es un espacio al que hay que sacarle rentabilidad con todo tipo de eventos. También dependería de los costes que pudiera suponer para el club, que paga un canon por la utilización del San Pablo. Planificación. El Cajasol afronta mañana un compromiso importante ante Estudiantes, primero de dos encuentros consecutivos en casa que pueden colocar a los sevillanos, con 17 victorias, muy cerca de lograr la clasificación para los play off. La gran temporada de los de Aíto García Reneses también está colocando en el escaparate del mercado a sus prometedores jugadores. El objetivo del club una vez que finalice la temporada será mantener la estructura de la actual plantilla e introducir algún refuerzo importante. «Dentro de nuestras posibilidades económicas, trataremos de que continúen todos o casi todos», comentaba Leo Chaves, que es consciente de la dificultad de contar con su jugador franquicia por sexta temporada, Tomas Satoransky. Ha habido algún intento de proponerle una renovación al base checo, pero su agente, Philip Parum, no ha querido saber nada. Todo apunta a que saldrá y en este caso uno de los esfuerzos importantes de la entidad será en el puesto de director de juego para acompañar a Franch. Alrededor de Balvin y Porzingis, representado por Regino Olivares, también hay movimiento pero en el club están convencidos de que querrán seguir revalorizándose en un equipo que les garantiza muchos minutos bajo la tutela de Aíto y Diego Ocampo. Es también la carta para renovar con el Madrid la cesión de Willy Hernangómez. Además, el Cajasol tiene muchas esperanzas puestas en varios jugadores del junior que disputará la Final Four de Milán, y que quieren ir acercando al primer equipo. Entre ellos, tres campeones de Europa sub 16, Tomeu Rigo, Carlos Hidalgo y Juan Oliva, así como Diego Gallardo y sobre todo el pívot bielorruso Maxim Salash, de 206 centímetros y un futuro enorme. La apuesta por los jóvenes no va a cesar. Incluso si Aíto, al que esperan renovar, decidiera no seguir.

  • 1