sábado, 20 abril 2019
07:00
, última actualización
Economía

Cajasol se ofrece al supervisor como solución ante otras cajas

El presidente de la entidad, Antonio Pulido, defiende las fusiones «abiertas y flexibles» en la última asamblea de 2009.

el 22 dic 2009 / 21:52 h.

El presidente de Cajasol, Antonio Pulido, lanzó ayer ante la asamblea general de la entidad -la última del año- un mensaje alto y claro al Banco de España, al que se ofreció como "solución" ante otras cajas en el contexto del proceso de concentración de entidades financieras. Un proceso que, eso sí, abogó por que sea "abierto y flexible".

No mencionó en ninguna ocasión la palabra fusión, salvo para referirse a la fórmula de una fusión fría o sistema de protección institucional (SIP), y sí citó a Caja Guadalajara, la única con la que hasta el momento Cajasol ha reconocido contactos concretos en ese sentido, pese a que apuesta por operaciones más amplias. Pulido insistió en la "necesidad" y "urgencia" de impulsar procesos de concentración dentro del sector financiero.

Unos movimientos, no obstante, que se traducirán en "la creación de alianzas estratégicas" como vía mediante las cuales contribuir a "obtener resultados positivos y recursos que sumen y generen más valor para los clientes".

Pulido, defendió además que Cajasol, lejos de ser "un problema para el sistema financiero español, para el supervisor", puede ejercer el papel radicalmente opuesto, de salvador. "Nuestra entidad es considerada como una caja capaz de ejercer el liderazgo por gestión y por solvencia", aseguró el presidente.

Y para ello, ensalzó la ratio de morosidad -que no concretó- pero que aseguró se sitúa por debajo de la media del sector, la "buena posición" de liquidez y la "excelente" ratio de solvencia, del 14,5%, que la coloca entre las primeras de España.

En esta línea, abundó en que una de las prioridades para el ejercicio que se aproxima será continuar ahondando en mejorar la eficiencia. Razón que le llevó a insistir en adoptar medidas orientadas hacia el recorte de los gastos generales, que en el año 2008 se ha traducido en un ahorro superior a los 16 millones.

Además, destacó que en el marco de la estrategia de adaptación al nuevo momento económico -que se contemplaba ya en los acuerdos de integración operativa fruto de la fusión de El Monte y Caja San Fernando-, Antonio Pulido resaltó la "integración" de cerca de 90 oficinas de la entidad, entre las decisiones adoptadas en los últimos meses.

En la última asamblea general ordinaria de 2009, el presidente de Cajasol realizó el balance del ejercicio, enumerando los pasos dados especialmente en la reorganización del comité de dirección y de la estructura organizativa de la entidad que, según valoró, "ha repercutido en una mayor agilidad en la actividad de orientación hacia el cliente y en la toma de decisiones".

Resaltó la "buena evolución" del negocio pese a la compleja coyuntura económica y destacó que, fruto a la mejora en el consumo en los últimos meses, la caja ha aumentado la concesión de créditos. Un ejemplo son las 1.300 compras de coches financiadas en la recta final del año.

2009 ha sido relevante para la caja, que ha celebrado el 175 aniversario de su fundación -lo que la convierte en la más antigua de España-, ha culminado además el proceso de fusión tras los dos años de periodo transitorio y ha iniciado conversaciones con otras entidades de cara a la reordenación del mapa financiero.

  • 1