Economía

Cajasur. Entre siete anda el juego

Nerviosismo. Unicaja, Cajasol, Caja Madrid, BBK, BBVA, Sabadell y Cívica son las preseleccionadas para la puja.

el 23 jun 2010 / 10:06 h.

TAGS:

Mar Moreno no habló porque escuchara campanas. Caja Madrid había sido invitada por el Banco de España a participar en la puja por la intervenida Cajasur, un extremo que la entidad presidida por Rodrigo Rato "ni desmiente ni confirma", ni hace comentario.

Estar está ahí, otra cosa es que, al final, presente o no una oferta económica vinculante para adquirir la caja cordobesa, aunque fuentes financieras recuerdan la complejidad de su fusión fría prevista con otras seis cajas de ahorros. "Cajasur no es una más. Se trata de un morlaco con un enorme agujero y cuya digestión requiere dedicación plena".

En contraste con la cautela de Unicaja y Cajasol, pues en ambas impera el silencio, se extiende un gran nerviosismo entre la Junta de Andalucía y el PSOE regional, y presionan para que el FROB dé un destino a Cajasur en clave andaluza: que alguna de las dos primeras se lleve el gato al agua -a ser posible la malagueña, que es su firme apuesta-.

"El FROB, en cambio, está demostrando sobrada cuenta de su independencia. Si el Ejecutivo de José Antonio Griñán se ha atrevido a levantar la voz contra una caja de ahorros en concreto, será por algo", interpretan las fuentes.

No lo ha hecho con las otras entidades financieras no andaluzas también interesadas en Cajasur: BBVA y Sabadell (bancos), la caja vasca BBK y Banca Cívica (la sociedad central del SIP de las cajas de Navarra, Canarias y Burgos). Salvo Unicaja y Cajasol, que plantearían la absorción pura y dura de la cordobesa, el resto de cajas aspirantes propondrían un modelo de integración vía SIP -que no gusta ni a la Junta ni a los sindicatos-, mientras que esos dos bancos optarían por la asunción de los activos y el negocio, siendo integrados, por tanto, en sus estructuras.

Alegó Moreno que sería un escándalo que una caja de ahorros, la de Madrid, se quedara con Cajasur pues ya de por sí se va a embolsar 4.465 millones de ayudas públicas del FROB. Subyacen en este argumento dos errores: primero, el fondo de rescate se concibió precisamente para dar respaldo a la reestructuración de las finanzas españolas, esto es, para acudir a él y poner la mano; y segundo, los dineros se han de devolver, y a un interés mínimo del 7,75%.

Ese porcentaje no es moco de pavo. Si vemos el tipo actual del Euríbor, un 1,3%, aquél está poco menos que rayando la usura. Por algo Unicaja no pidió fondos del FROB para su intento de fusionarse con Cajasur y sí lo hizo al Fondo de Garantía de Depósitos, recursos que aportan todas las cajas de ahorros.

Aquí tampoco se escapa la dimensión política. Menuda bofetada a la Junta de Andalucía que Cajasur se fuera con Rato, quien, en época de Miguel Castillejo, le quitara la tutela de esta entidad al Gobierno autonómico tras solicitarlo el cura cajero.

El ahora presidente de Caja Madrid, además, ha forjado una alianza con amplias repercusiones para el PP, ya que vincula dos tradicionales feudos de los populares como son las comunidades madrileña y valenciana, tras incorporar a su SIP a Bancaja.

Curioso, además, fue el aplauso inmediato a esa operación que dispensó José Luis Rodríguez Zapatero, presidente del Gobierno español. En cambio, en Andalucía, al margen de las fusiones de pequeña envergadura entre Unicaja y Caja de Jaén -ya cerrada- y Cajasol y Caja de Guadalajara -le quedan trámites- no se ha logrado caminar hacia el objetivo, largamente pregonado, de aunar las finanzas en una gran caja andaluza.

Público es que Unicaja cuenta con el poder de la información, pues durante diez meses estuvo negociando la fusión con la cordobesa. De entrada, le avalan su solidez financiera y la experiencia, pero en su contra juega el fracaso de la negociación y también el resquemor de los trabajadores de Cajasur.

Cajasol echará el resto en una buena oferta, pues adjudicarse la entidad cordobesa conllevaría colocarse en el liderazgo del sector financiero regional, y esgrimir su mayor tamaño ante una eventual fusión, fría o caliente, con la Unicaja de Braulio Medel.

Dado que ambas han superado ya el primer corte del banco Nomura -al que el supervisor español encargó el análisis de las ofertas-, algunas fuentes indican que lo ideal sería que presentaran una oferta económica conjunta, si bien otras la descartan por la tradicional falta de sintonía.

El Sabadell, por su parte, tiene pendiente la operación para engullir el Guipuzcoano, y Banca Cívica tiene en su contra su recién nacimiento. A favor de todas, no hay apenas solapamiento de oficinas -menos recorte de la plantilla- con Cajasur.

BBVA siempre está bien posicionado en todo; de hecho es, según Bruselas, la segunda mejor entidad en los test de solvencia de la banca europea. La BBK, todo a su favor.
Antes del 8 de julio, las siete entidades habrán de presentar la oferta económica vinculante, y el Banco de España decidirá la adjudicación antes del día 15.

En su evaluación se tomarán en cuenta el nivel de ayudas al FROB, la viabilidad futura de la entidad y el ajuste laboral. El PSOE andaluz pide "igualdad de trato". Cree que se ha roto con Caja Madrid. La mejor opción, dice, Unicaja.

  • 1