martes, 19 marzo 2019
15:03
, última actualización
Economía

Cajeros, Feria y toros

Un día de tensiones, ocultaciones y pasillos con Sevilla como capital financiera española

el 17 mar 2010 / 22:26 h.

Fue el día de los cajeros -en masculino, porque fémina no había ni una-. La sede de Cajasol en la Plaza de San Francisco, el edificio de la antigua Audiencia de Sevilla, acogió la reunión del consejo de administración de la CECA que, en principio, habría de designar al sustituto de su presidente, Juan Ramón Quintás. Mas el encuentro sirvió para mostrar un cisma que, por todos los medios, la institución financiera trató de ocultar, hasta el punto de negar la importancia de la figura del elegido. Tendrá que ser importante, pues de otra forma no se hubiera formado la confusión de ayer.

Griñán espera. Tanta era que hasta el mismísimo presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, invitado de honor a la comida con los cajeros, tuvo que esperar a que éstos envainaran las espadas y concluyeran su reunión, mientras que los periodistas, que fueron citados a las 13.00 horas para la rueda de prensa, se desesperaban por los pasillos y hacían sus cábalas sobre lo que estaba pasando. Hasta que fuentes financieras andaluzas indicaron. "La cosa no va bien". En efecto, iba mal, a pesar de que la noche anterior, al menos en apariencia, pintaba de lujo con una recepción y cena -aquí sí fueron mujeres, entre ellas esposas de cajeros e integrantes del consejo de administración de Cajasol- en el hotel Alfonso XIII, cinco estrellas.

14.15 horas. Juan Ramón Quintás, José Antonio Olavarrieta -director general de la CECA- y Antonio Pulido -presidente de Cajasol- comparecen ante la prensa, como si nada hubiera pasado, y los dos primeros casi se van sin responder a los presentes, quienes lograron retenerlos a duras penas. Griñán ya estaba allí -hora y media después tenía que acudir al Parlamento regional- y no querían ser descorteses.

Rato se va. Incluso con la que estaba cayendo -y no cayó más pues Quintás no reveló que había dimitido, que tan sólo fue vox populi en los pasillos cuando terminó el almuerzo- aparecieron las risas. A Pulido la fecha del 20 de abril, cuando se celebrará en Madrid la votación del sustituto de Quintás, le pilla en plena Feria de Sevilla y algún que otro cajero se interesó por el cartel de los toros. El flamante presidente de Caja Madrid, Rodrigo Rato, se marchó antes incluso de que terminara la reunión.

Al margen de la división, la noche del martes y toda la jornada de ayer fueron propicias para tantear fusiones de cajas... y confabulaciones (para el candidato).

  • 1