domingo, 09 diciembre 2018
19:35
, última actualización

Caladas que no tributan

El nivel de consumo de tabaco de contrabando en Andalucía alcanza ya el 40,1% del total.

el 10 dic 2014 / 22:01 h.

Funcionarios de la Agencia Tributaria revisan una partida de tabaco de contrabando incautado en Algeciras. / EFE Funcionarios de la Agencia Tributaria revisan una partida de tabaco de contrabando incautado en Algeciras. / EFE El juego de palabras salta casi sin querer. Muchos andaluces aunque consumen tabaco rubio dan caladas en negro. Son caladas que no tributan, el humo de esos cigarrillos se escapa de las redes de la Hacienda española al ser adquirido de importación en Gibraltar, Andorra o las islas Canarias. Los últimos datos que se desprenden de la encuesta de cajetillas vacías de IPSOS recogidos por la Mesa del Tabaco muestran que cuatro de cada diez cigarrillos consumidos en Andalucía no paga impuestos en la Península. La región cuadruplica el tabaco de contrabando consumido en el primer semestre del año (40,1%) frente al 11,2% de media del resto de España. El consumo de tabaco ilegal ha aumentado de forma significativa desde el comienzo de la crisis. La diferencia de precios con el cigarro regulado ha incidido en una tendencia que no para de crecer desde el año 2008. Según las estadísticas, ofrecidas por KPMG, en el pasado año 2013 la penetración del pitillo de contrabando alcanzó el 9% en España y y el 38,4% en la comunidad andaluza. Todo esto tiene otra consecuencia: el cierre progresivo de estancos por la caída constante de las ventas en el último lustro. Si en el año 2008 estos establecimientos en Sevilla vendieron alrededor de 176 millones de cajetillas, cuatro años después la cifra no superó el centenar de millones. Una de las novedades que se observan en este último estudio de la Mesa del Tabaco es que la tendencia al crecimiento exponencial que se está registrando en Andalucía comienza a contagiarse en algunas provincias limítrofes de Castilla-La Mancha y Extremadura. Por ejemplo, en Albacete ha crecido la incidencia del tabaco doméstico en un 55% al pasar del 3,1% en 2013 al 10,1%. Un movimiento parecido se detecta en la comunidad extremeña, donde se sitúa en el 40%, frente al 39,3% del año anterior; o en Murcia, donde pasa del 5% al 7%. «El comercio ilícito de tabaco es un problema que nos afecta a todos los ciudadanos. Cada vez que se adquiere una cajetilla ilegal se produce un fraude fiscal, ya que el 80% del Precio de Venta al Público (PVP) de los cigarrillos son impuestos, se facilita el acceso de los menores al tabaco y la financiación de las mafias internacionales», subraya el portavoz de la Mesa del Tabaco, Juan Páramo. Se calcula que con las tasas de penetración del ejercicio de 2013, las cuentas públicas dejaron de recaudar casi 720 millones de euros. La recaudación fiscal a través de impuestos a las labores del tabaco sumaron en dicho año 9.119 millones de euros el pasado año. Páramo considera que la solución del problema del comercio ilícito de tabaco no es sencilla y requiere la implicación del conjunto de la sociedad. En este sentido, la Mesa del Tabaco concibe la lucha contra el comercio ilícito de este producto desde un punto de vista global con diferentes iniciativas que van desde la concienciación y educación ciudadana a la cooperación entre gobiernos, fuerzas de seguridad e iniciativa privada, pasando por la implementación de tecnología que asegure la cadena de suministro legal o de políticas efectivas, con sanciones disuasorias estrictas a los delincuentes que se dediquen al comercio ilícito de tabaco.   CONCIENCIACIÓN SOCIAL Con el objetivo de sensibilizar a la sociedad andaluza, la Mesa del Tabaco ha lanzado recientemente la segunda ola de la campaña Stop Contrabando de Tabaco, acción que se cierra con la participación por primera vez de los hosteleros en la lucha contra el comercio ilícito de tabaco a través de la distribución de 50.000 posavasos entre 500 establecimientos de Sevilla, Málaga, Cádiz, Huelva y Córdoba. «Los esfuerzos de la Mesa del Tabaco para desincentivar la demanda complementan la extraordinaria labor de lucha que las Administraciones públicas y, en especial, las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado y el Servicio de Vigilancia Aduanera, vienen realizando contra la oferta de producto ilegal», afirmó Páramo, quien señaló que prueba de ello son las numerosas aprehensiones realizadas en los últimos años. ~

  • 1