jueves, 21 febrero 2019
08:53
, última actualización
Local

Cameron y Obama abordarán por teléfono el vertido de BP

Los accionistas de EEUU demandan a la petrolera por falta de seguridad

el 10 jun 2010 / 19:42 h.

TAGS:

La crisis de BP salta el charco. El primer ministro británico, David Cameron, hablará con el presidente de EEUU, Barack Obama, este fin de semana sobre la crisis provocada por el vertido de crudo en el Golfo de México desde un pozo de petróleo de la británica BP.

Un portavoz de la oficina del jefe del Gobierno, que se encuentra de viaje en Afganistán, confirmó que ambos tratarán la situación en una llamada telefónica "rutinaria" durante este fin de semana, aunque subrayó que resolver el conflicto depende de BP.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ha incrementado en los últimos días sus acusaciones contra la petrolera por su aparente incapacidad para contener con eficacia el vertido de crudo iniciado el pasado abril en su plataforma Deepwater Horizon del Golfo de México. Además, Obama ha reclamado compensación económica a la empresa, que también afronta cuantiosas multas; e incluso ayer, antes de volver a visitar la zona afectada, insistió en reclamar en el Congreso leyes más duras para los casos de vertidos similares.

Las acciones de BP, que tiene muchos intereses en EEUU, se desplomaron ayer un 12% en la Bolsa de Londres por el temor a que el Gobierno de ese país pueda imponerle elevadas sanciones por las consecuencias del derrame. El miércoles, los títulos de BP cayeron un 16% en EEUU, país donde se concentran el 40% de los accionistas de la empresa y un 30% de su plantilla, de 80.000 personas. Y precisamente, el bufete de abogados neoyorquino Zwerling, Schachter & Zwerling anunció ayer que ha presentado una demanda colectiva contra BP en nombre de los inversores estadounidenses y de otras partes del mundo al considerar que la firma les indujo a error sobre las medidas de seguridad de que disponía en el Golfo de México.

El portavoz de Downing Street dijo que la opinión de Cameron es que "esto es una tragedia medioambiental, y se entiende que mucha gente esté muy enfadada por lo ocurrido". "Pero claramente, es asunto de BP como empresa hacer todo lo que pueda para poner fin a este problema".

Previamente, el alcalde de Londres, Boris Johnson, expresó su preocupación por la creciente "retórica antibritánica" procedente del Gobierno estadounidense, que consideró un problema para la reputación nacional.
Obama manifestó el miércoles que BP debería hacerse cargo de los subsidios por desempleo de los trabajadores parados por la moratoria en los trabajos de extracción de petróleo en la plataforma del Golfo de México por culpa del vertido.

Mientras, la petrolera BP ya consigue recuperar 2,5 millones de litros de petróleo diarios que vierte un pozo en el golfo de México, según las autoridades de EEUU, quienes afirmaron que la compañía acelerará la tramitación de indemnizaciones a las partes damnificadas por este desastre ecológico.

  • 1