sábado, 20 abril 2019
02:26
, última actualización
Local

Campaña para negociar el traslado del mercado

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha comunicado a los dueños de los 15 puestos del antiguo mercado de abastos su intención de reunirse con ellos.

el 15 sep 2009 / 22:30 h.

TAGS:

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra ha comunicado a los dueños de los 15 puestos del antiguo mercado de abastos su intención de reunirse con ellos de forma individual para pactar su traslado a la nueva plaza ubicada en el antiguo edificio de Sevillana.

Las reuniones comenzarán a partir de hoy y con ellas el consistorio busca dar una solución individualizada a cada uno de estos comerciantes, muchos de los cuales permanecen en el mercado desde hace 25 años. En este sentido, los ediles socialistas han informado a los comerciantes que durante los tres primeros años el ayuntamiento asumirá parte de los gastos de mantenimiento del edificio, concretamente el 60% durante el primer año, el 40% en el segundo año y el 20 % en el tercer año, advirtiendo que las previsiones de gastos anuales son de 19.363 euros mensuales.

Por su parte, también los placeros tuvieron una reunión el pasado lunes para tomar una postura común ante el necesario traslado al nuevo edifico, ya que tanto la concejal de Comercio, Eva Cristina Hortelano como la de Hacienda, María José Borge no han dejado dudas sobre la intención municipal de derribar el actual edificio en el que se asienta la plaza de abastos, que además se encuentra en muy mal estado por la falta de mantenimiento continuada desde hace años.

Tras esta reunión, los comerciantes insisten en que no pueden asumir las condiciones para el traslado a la nueva plaza ya que esto supondría un desembolso mínimo de 3.000 euros. Además serán los propios comerciantes quienes deberán asumir los gastos de todo el edificio una vez que se haya cumplido los primeros tres años desde la ocupación del mismo. También deben asumir gastos como los de las cámaras frigoríficas que no están realizadas y cuyo coste ronda los 12.000 euros por puesto.

Los 15 comerciantes, que estaban muy esperanzados en el nuevo edificio, aseguran que con estas condiciones no tienen otra alternativa que continuar trabajando en los actuales puestos a pesar del pésimo estado en que se encuentran las instalaciones abandonadas desde hace años.

  • 1