Deportes

Caparrós reparte elogios para una de sus víctimas favoritas de la Liga

"El Betis superó una racha negativa y eso le ha hecho ser más fuerte", cuenta el utrerano, que sólo ha perdido 2 de 18 partidos ante su eterno rival.

el 01 feb 2012 / 22:23 h.

El Betis jugará el sábado contra el Mallorca. Es decir, contra Joaquín Caparrós. El entrenador utrerano y, sobre todo, sevillista es uno de los enemigos más acérrimos del equipo verdiblanco en el siglo en vigor y un contrincante difícil de batir, sólo hay que comprobar su casi inmaculada estadística contra el que fue su eterno rival durante varios años. El ahora técnico bermellón también es un hombre demasiado curtido en el fútbol profesional y en la rivalidad sevillana como para que se le escape algún desliz que dé lugar a alguna polémica, así que lo único que se puede esperar de él son halagos y buenas palabras para el conjunto de Pepe Mel.

"El Betis superó una racha negativa importante y eso le ha hecho ser más fuerte mentalmente. Además, confían en su técnico, tanto en el banquillo como en el club, y eso es muy importante", reconoció ayer Caparrós en Punto Radio. "El Betis está jugando muy bien al fútbol y está sacando buenos resultados fuera de casa. Si no estamos muy concentrados, lo pasaremos mal", advirtió.

El Mallorca alcanzará el encuentro contra el Betis después de enlazar cuatro jornadas sin ganar, con un inquietante balance de un punto de doce posibles. "Por nuestra parte queremos ser el Mallorca de varios partidos. Es cierto que no tenemos mucha regularidad, pero somos conscientes de que tenemos que afrontar cada partido con la confianza necesaria para sacar los puntos adelante. También hay enfrente un equipo, en este caso como es el Betis, que hace que lo que tú hagas pueda quedarse en poco o nada", reiteró.

A Caparrós, queda dicho, se le da muy bien el Betis desde el principio. "Guardo un recuerdo especial del 1-3 con el Sevilla en Segunda División en el campo de Heliópolis. Fue mi primer derbi. Es un partido que tengo marcado en la retina, me gusta recordarlo. Cuando eres joven sueñas con este tipo de partidos con la gente del barrio", recordó el míster mallorquinista, que también tiene grabado otro triunfo en La Palmera, esta vez con el Deportivo. "Fue a primera vez que me enfrenté al Betis con un equipo que no era el Sevilla. Ganamos por 0-1 con un gol de Rubén Castro a pase de Quique Romero", rememoró. Lo que son las cosas: dos futbolistas que luego acabaron vistiendo de verdiblanco. "Todo eso es pasado, nunca miro hacia atrás, sino siempre hacia adelante", aclaró Caparrós.

En total, el utrerano se ha medido dieciocho veces al Betis, dieciséis en Primera y dos en Segunda, y su balance es como para intimidar a los aficionados de la entidad de Heliópolis: siete victorias, nueve empates y sólo dos derrotas (un 0-1 al Dépor en la 2005-06 y el famoso 1-0 al Sevilla en la 2004-05 con aquel gol de Oliveira). Una gran felicidad para un sevillista que no lo esconde: "No voy a descubrir nada, vi el derbi con la camiseta roja, e igual que Lorenzo [Serra Ferrer] quería que ganara el Betis, yo quería que ganara el Sevilla, como mi cuerpo técnico y Martí y Alfaro. Somos sevillistas y queríamos que ganara el Sevilla. Lorenzo lo vio en el hotel en un sitio y yo lo vi en otro, en el descanso comentamos y cada uno queríamos que ganara nuestro equipo". El sábado será otra historia: "A ver si hacemos un buen partido y logramos un resultado positivo, porque somos muchos equipos los que estamos igualados y los puntos valen mucho", sentenció el inimitable Caparrós.

  • 1