martes, 23 abril 2019
02:25
, última actualización
Deportes

Capi, cinco semanas fuera

Jesús Capitán "Capi" no tiene fractura de peroné, como en principio temían los médicos, pero estará más de un mes de baja, según han revelado las pruebas realizadas al futbolista del Real Betis Balompié.

el 15 sep 2009 / 21:25 h.

Capi puede respirar aliviado. Después de sus malas sensaciones del domingo y de haber pasado una noche horrible, el camero se realizó ayer unas pruebas médicas que han descartado una lesión grave en su pierna izquierda. Si todo va a la perfección, Capi volverá a los terrenos de juego en cinco semanas.

Con mucho miedo y bastante dolorido llegó Capi en la mañana de ayer a las instalaciones médicas del Fremap, donde una resonancia magnética iba a concretar de manera definitiva el estado de su maltrecha pierna izquierda, quebrada a los 30 segundos de juego del encuentro ante el Valladolid. "Escuché un chasquido y me asusté mucho", indicó el futbolista del Betis a la conclusión del partido, resumiendo de un plumazo las malas sensaciones que experimentó en la fría tarde pucelana. La primera radiografía a la que se sometió el pasado domingo por la noche había descartado la rotura del peroné, algo que se había temido en el momento de su lesión, pero quedaba por analizar el estado de los ligamentos del tobillo, que sí pudieron sufrir algún daño, así como otras partes de la articulación.

Efectivamente, la resonancia a la que fue sometido ayer Capi reveló que el camero tiene afectado uno de los ligamentos del tobillo, en concreto el peroneo astragalino, así como la sindesmosis, membrana interósea de la zona. Una lesión de consideración, sin duda, pero no tan grave como se esperaba al principio después de ver cómo el jugador se lamentaba sobre el césped del Nuevo Zorrilla.

Capi se encontraba en la tarde de ayer mucho más animado después de conocer el diagnóstico de la lesión y comenzaba a pensar en su inminente rehabilitación. Por el momento, estará dos semanas con la escayola y si todo transcurre con normalidad, en tres semanas más estaría en condiciones de regresar a los terrenos de juego junto a sus compañeros. Para principios de marzo, por lo tanto, Capi debe estar a disposición del cuerpo técnico, lo que supone una merma considerable en torno a las primeras estimaciones sobre su lesión.

Con respecto a la situación del otro lesionado de Valladolid, Mariano Pavone, será en la mañana de hoy cuando el argentino se someta a una pruebas médicas que valorarán de forma exacta la dolencia muscular del jugador. Las previsiones no son demasiado optimistas, ya que las sensaciones del atacante no son buenas. Todo apunta a que sufre una pequeña rotura muscular en el aductor, lo que le provocará una ausencia de alrededor de cuatro semanas.

Para el encuentro de Copa ante el Mallorca, por lo tanto, Chaparro tendrá las bajas de Mark González, Edu, Capi, Pavone y Juande, mientras que Juanito no estará el domingo ante el Recreativo al ver en Valladolid la quinta tarjeta amarilla. Por este motivo, todo apunta a que Emana jugará en Palma en la Copa y frente al Recreativo, donde el conjunto verdiblanco podría formar con una pareja de centrales compuesta por Meli y Rivas. Las bajas están afectando al cuadro bético.

  • 1