Economía

Capitanía acogerá la cita de ministros de Defensa

La sede de Capitanía, en la Plaza de España, será el lugar de encuentro de los ministros de Defensa de los países clientes del A400M, una reunión que acogerá Sevilla el lunes. Por esta cita pasa el futuro del avión militar, ya que en ella se dirimirá si se dan unos meses más para seguir negociando con EADS el contrato.

el 16 sep 2009 / 04:30 h.

Clara Campos / Carmen Rengel

La sede de Capitanía, en la Plaza de España, será el lugar de encuentro de los ministros de Defensa de los países clientes del A400M, una reunión que acogerá Sevilla el lunes. Por esta cita pasa el futuro del avión militar, ya que en ella se dirimirá si se dan unos meses más para seguir negociando con EADS el contrato.

El próximo lunes será un día clave para el futuro del A400M, avión militar que se ensambla en la factoría de San Pablo (Sevilla). Finalmente será la sede de Capitanía de la capital hispalense, sita en la Plaza de España, la que acogerá la cita extraordinaria de los ministros de Defensa de los países clientes, en la que decidirán si se conceden seis meses de plazo -a sumar a los tres que ahora expiran- para dar una oportunidad a las negociaciones que mantienen con EADS.

Según fuentes de Defensa, está previsto que esta reunión comience a las 11.00 horas y que finalice al menos dos horas después. Posteriormente, los mandatarios se trasladarán al Monasterio de La Cartuja, donde se desarrollará un almuerzo privado, añadieron.

Tras la reunión, la ministra española del ramo, Carme Chacón, será la encargada de comparecer antes los medios de comunicación. Junto a ella, las mismas fuentes indicaron que harán declaraciones algunos de sus homólogos participantes en el encuentro, aunque no todos. Por otro lado, no confirmaron si finalmente acudirán todos los titulares de Defensa convocados.

Los países afectados por los continuos retrasos del proyecto de avión militar de EADS son España, Alemania, Francia, el Reino Unido, Bélgica, Luxemburgo y Turquía como lanzadores del programa, a los que se unieron después Sudáfrica y Malasia.

En el encuentro, se verá si alguno de los Gobiernos implicados se decanta por suspender el pedido. El que se ha mostrado más dudoso a este respecto es el Reino Unido, mientras que Alemania y Francia aseguran su continuidad, así como España, para la que también supone una implicación laboral y económica.

El presidente de EADS, Louis Gallois, señaló el pasado fin de semana que, aunque los británicos decidieran cancelar sus 25 encargos de A400M, esto no supondría "aniquilar" el programa.

Uno de los asuntos que más preocupan de la negociación entre los clientes y EADS sobre el avión militar -que podría volar antes de final de año- es que los países implicados asuman parte de los costes generados por la complejidad del motor y su desarrollo, que es el aspecto que está influyendo más en el retraso del avión, cuyas primeras entregas estaban previstas para este año.

  • 1