sábado, 17 noviembre 2018
01:04
, última actualización
Deportes

Capítulo 114: entre Europa y la salvación

El segundo derbi de la campaña llega igual que el primero, con 3 puntos de diferencia entre ambos, el Sevilla fuera de su meta y el Betis dentro.

el 01 may 2012 / 08:27 h.

El derbi número 114 de la historia de la rivalidad en la capital de Andalucía se juega mañana. Se disputa entre semana, es el antepenúltimo encuentro de la temporada y para el conjunto local se trata de una final que determinará si le quedan opciones de ir a Europa, mientras que para el equipo visitante puede ser la confirmación de la salvación. Hasta aquí, todo normal. Lo inédito es que este derbi no tendría que celebrarse mañana sino en enero, a finales de ese mes, casi en lo alto de la famosa cuesta. Pero no tuvo lugar entonces, o sí, porque hubo derbi pero en el Villamarín, el correspondiente a la primera jornada, aplazada en verano por la huelga de futbolistas. Así pues, mañana se juega el de la 20ª jornada y será clave en la definición de los respectivos objetivos de los eternos rivales.

Curiosa y casualmente, Sevilla y Betis se enfrentarán en las mismas condiciones clasificatorias en que lo habrían hecho si este partido se hubiese jugado entonces. Hay tres puntos de diferencia entre ambos, exactamente igual que hace tres meses. Ahora son 46 y 43 y antes eran 25 y 22. Eso significa que los dos han conseguido el mismo número de puntos en lo que va de segunda vuelta, a partir del 1-1 con que se zanjó el derbi de Heliópolis. En las dieciséis jornadas correspondientes a la segunda ronda del campeonato, el Sevilla ha cosechado seis victorias, dos empates y ocho derrotas y el Betis, cinco triunfos, cinco empates y seis derrotas. En total, 20 puntos por cabeza. Hasta en el balance goleador andan equilibrados en esta segunda vuelta: 21 a favor y 22 en contra para los blanquirrojos, 20 y 24 para los verdiblancos. En el balance global de toda la Liga, el equipo de Mel ataca mejor por muy poco (42 tantos a favor contra 41) y el conjunto de Míchel defiende con más eficacia (42 goles en contra frente a 51).

La igualdad que marca este derbi es sin duda un logro del Betis, que como recién ascendido difícilmente podía imaginarse que enfilaría la recta final del campeonato con opciones de ganar la liga particular. Pero es así: si vence mañana, de hecho, adelantará al Sevilla en la clasificación por el goal average. Nada que ver con la última vez que el Sánchez-Pizjuán recibió un derbi, en la 2008-09: entonces la diferencia entre unos y otros era de 16 puntos.

Malas rachas. Para impedir que el eterno rival lo sobrepase por la derecha, el Sevilla está obligado a romper su mala racha actual. Viene de enlazar tres jornadas sin victoria alguna el conjunto de Míchel, con un punto de 9 en total (empató con el Levante y cayó en su doble visita madrileña, primero en Getafe y luego contra el Real Madrid). Y en las cinco últimas citas sólo ha ganado una vez (3-0 al Zaragoza). El Betis tampoco está para ser nombrado equipo revelación de la Liga española, ya que apenas ha conseguido uno solo de los seis últimos puntos (empató con el Atlético después de ser goleado en Valencia), pero como antes permaneció seis jornadas consecutivas sin perder (12 puntos de 18 posibles), al menos llega al derbi sin demasiadas urgencias.

Esa es precisamente una de las bazas anímicas a las que se ha acogido el Betis antes del choque del miércoles: ellos van sin tensión una vez obtenida la permanencia virtual, mientras que el Sevilla está obligado a vencerles para continuar aspirando a la Liga Europa. En realidad es el resultado habitual en los derbis dirimidos en el feudo de Nervión: dos de cada tres en Primera División acaban con triunfo local, aunque el porcentaje de éxitos béticos tampoco está mal para un forastero: una victoria cada cuatro visitas (10 de 41 en la máxima categoría y 13 de 56 en general). Eso sí, en los veinte últimos años sólo ha ganado tres veces, por seis de los anfitriones. En otras palabras, también hay mucho empate en medio, un resultado que al Betis le satisfaría. Al Sevilla, no.

  • 1