Deportes

Capítulo 115: el duelo que puede confirmar un cambio de ciclo entre el Betis y el Sevilla

Vuelve la rivalidad sevillana, con 84 años de historia en torneos oficiales y 84 ediciones en Primera a sus espaldas.

el 12 nov 2012 / 21:59 h.

Nelson y Medel, en el último derbi.
-->

-->

La rivalidad sevillana, con 84 años de historia en competición oficial y 84 derbis en Primera a sus espaldas, volverá a cobrar vida el próximo domingo a partir de las nueve y media de la noche en el estadio Ramón Sánchez-Pizjuán. Ha transcurrido mucho tiempo desde el primer choque con puntos en juego, en Segunda División en 1928, y el enfrentamiento, como el fútbol en general, ha evolucionado hasta conseguir que aquellas primeras citas, con botones en las camisas de los jugadores y pelotas casi deshilachadas, parezcan algo irreal. Pero el paso de los años y el cambio de siglo no han logrado que los derbis pierdan ese algo especial que tienen en común todos, incluso los que no son trascendentales desde la mera perspectiva clasificatoria. Y si lo son, pues más. El del domingo en Nervión, por ser la duodécima jornada y por la situación particular de los dos contendientes, aporta a la historia la posible confirmación de un cambio de ciclo.

Después de años, lustros incluso, de supremacía sevillista, el encuentro presenta al Betis por delante del Sevilla en la tabla de Primera. No ocurría algo así desde la temporada 2003-04, con Víctor Fernández y Joaquín Caparrós al frente de los respectivos timones. Un poco de tiempo sí que ha pasado y casi siempre ha mandado el Sevilla en lo que a la liga particular atañe. Atodos los derbis llegó en un puesto más lustroso que el de su oponente y en todas las temporadas excepto la 2004-05 acabó mejor clasificado al final del curso.

La situación se ha vuelto del revés en las once jornadas celebradas ya de la Liga 2012-13. Ahora es el Betis quien se ha convertido en un habitual en la zona europea (allí ha vivido en siete de las once jornadas), mientras que el Sevilla ha sucedido a su vecino en la zona media de la clasificación, a dos puntos del sexto y cinco del antepenúltimo, con margen por tanto para no dejarse llevar por el pánico. Pero su rival, y he ahí un estimulante extra del dolor, va cuarto.

El equipo de Pepe Mel perdió el pasado viernes después de estar cuatro jornadas sin conocer derrota alguna pero mantiene su privilegiada plaza en zona de Liga de Campeones gracias a la derrota del Levante contra el Real Madrid, así que se presentará en Nervión en idéntica situación a la que disfrutó antes de uno de los duelos más recordados por el beticismo. La última vez que el Betis visitó el Sánchez-Pizjuán tan alto en la tabla, también cuarto, venció por 0-3 en un derbi mítico con aquellos goles de Alexis, Alfonso y, sobre todo, Olías tras aquel recorte al lateral danés Ritter. Fue hace 16 años, el 22 de diciembre de 1996.

El Sevilla, por el contrario, acumula ya tres jornadas sin ganar y sólo ha conseguido una victoria en sus seis últimos compromisos (el 3-2 ante el Mallorca de hace casi un mes). La degeneración clasificatoria es evidente, aunque en el panorama general ha estado en puestos europeos en más de la mitad del campeonato (seis jornadas). Pero el pasado, aunque sea reciente, no vale para nada en el fútbol. Sólo cuenta la clasificación del día a día y hoy, martes y 13 para colmo de males, el conjunto de Míchel es décimo y está a cuatro puntos del Betis, con lo que no lo adelantará ni siquiera venciéndole el domingo. Eso sí, un triunfo eliminaría muchas de las dudas que rondan ahora a los nervionenses.

Falta el eterno e inútil tópico de quién es favorito. El Betis está por encima en la tabla, es verdad, pero eso nunca ha sido demasiado determinante. En los 84 derbis jugados en Primera, 37 veces ganó el equipo que llegó mejor clasificado y 26 el que se presentó más abajo en la tabla, así que la diferencia tampoco es tanta.

UN POCO DE HISTORIA...  El partido del domingo es el derbi liguero número 50 que se juega en terreno sevillista. Antes hubo 42 en Primera y 7 en Segunda. Manda el Sevilla por 28 victorias a 13. El Betis, sin embargo, viene de adjudicarse los dos últimos, por 1-2 tanto en la 2011-12 como en la 2008-09. Es la cuarta vez que ocurre esto en la historia verdiblanca y sólo en una aumentó la racha a tres victorias, entre la 86-87 (1-2 en la liga regular y 1-3 en el play off) y la 87-88 (también 1-2). Si el Betis de Mel es capaz de imponerse al Sevilla de Míchel el domingo, habrá igualado este récord.

No es el único al alcance de los verdiblancos. Si tan sólo empata, también habrá empatado con su mejor serie histórica de derbis consecutivos sin perder, cifrada en cinco en los años anteriores a la Guerra Civil, entre las temporadas 31-32 (2-3 fuera y 1-1 en casa), 34-35 (0-3 fuera y 2-2 en casa) y 35-36 (1-0 en casa). De momento, el Betis contemporáneo lleva cuatro duelos invicto: los dos de la pasada temporada (1-1 y 1-2) y los dos de la 08-09 (0-0 y 1-2).

Obviamente, estos dos datos también pueden ser analizados desde la otra perspectiva, de modo que el Sevilla está a un partido de igualar su récord de derrotas consecutivas ante el Betis en campo propio y su peor racha sin ganar un derbi oficial.

Dicho todo lo cual, hay que insistir en lo que todo el mundo sabe: esto es un derbi y nada de lo que haya ocurrido antes determinará su resultado. Los números son números y el derbi es algo distinto a todo lo demás.

-->-->

-->-->

  • 1