Local

Capturan a uno de los narcotraficantes más buscados de México

Ricardo Estrada Pérez, alias "El Pollo", uno de los integrantes más importantes del cartel de los Arellano Félix, fue detenido por soldados del Ejército mexicano en el municipio de Rosarito, en el norte de México.

el 15 sep 2009 / 17:23 h.

TAGS:

Ricardo Estrada Pérez, alias "El Pollo", uno de los integrantes más importantes del cartel de los Arellano Félix, fue detenido por soldados del Ejército mexicano en el municipio de Rosarito, en el norte de México.

Estrada Pérez, que aparece en una lista de los 60 más buscados por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos, y era perseguido por autoridades mexicanas, fue detenido en un barrio residencial de Rosarito, en el norteño estado de Baja California, informó a la prensa una fuente oficial.

El comandante de la Segunda Zona Militar, Alfonso Duarte Múgica, indicó que "El Pollo" operaba en Rosarito y era integrante de una célula del cartel de los Arellano Félix.

Ricardo Estrada formó parte de la policía municipal en Rosarito, que junto con la vecina ciudad de Tijuana en los últimos días han sido escenario de una ola de asesinatos atribuidos al crimen organizado.

Las autoridades aseguran que el aumento de la violencia se debe a una pelea interna en el cartel de los Arellano Félix, que controlan este área fronteriza con Estados Unidos, en la que un sicario apodado "El Teo" le disputa el liderazgo a Fernando Sánchez Arellano.

Este viernes en Tijuana una niña de año y medio resultó herida de bala durante un ataque en el que sicarios mataron a una joven pareja, al parecer padres de la menor. Las víctimas circulaban en una camioneta cuando fueron emboscadas por tres individuos encapuchados, que les dispararon desde otro vehículo por lo menos 80 tiros de grueso calibre. Momentos antes de este crimen, fue descubierto un cadáver decapitado y envuelto en una manta, en una calle de la zona este de Tijuana.

En medio de esta ola de violencia y muerte, alrededor de 40 agentes de la policía municipal de Rosarito se manifestaron este viernes frente a la alcaldía para exigir mejores condiciones y armamento para combatir al crimen organizado. Siete agentes policiales de ese municipio han sido asesinados en hechos atribuidos a la delincuencia organizada desde el 26 de septiembre hasta la fecha.

El alcalde de la ciudad, Hugo Torres Chabert, les ofreció buscar apoyo para que realicen su labor en mejores condiciones, y sobre las armas dijo que el reglamento obliga a los policías entregarlas cuando acaban su jornada laboral. La fiscalía estatal ha aceptado enviar a 100 agentes estatales para que colaboren en tareas de vigilancia de las calles de Rosarito.

  • 1