Televisión

Cara y cruz: el ya eurovisivo Daniel Diges frente al polémico John Cobra

TVE baraja ahora que el jurado filtre las candidaturas desde el primer momento.

el 23 feb 2010 / 20:57 h.

John Cobra se agarra la entrepierna.

La cara y la cruz del festival de la canción. Si el tema que representará a España en Eurovisión el 29 de mayo bien podría acompañar musicalmente una bonita escena de película de animación de las de corte tradicional -con mucho romanticismo, sin demasiados efectos especiales y con arlequín y bailarina de cuento incluidos-, la actuación de otro intérprete que también se jugaba ser el nuevo rostro eurovisivo quedó lejos de todo amago de dulzura y estuvo marcada por el ruido, los insultos y todo un espectáculo mediático, pero de malos modales en lugar de buena música, que es de lo que se trataba.


Frente al meloso ritmo de Algo pequeñito, canción con la que Daniel Diges fue elegido por la audiencia y el jurado (al 50%) para cantar este año por España, John Cobra remató su actuación de rap dirigiéndose en directo y con insultos al público como respuesta a sus abucheos: "¡Comedme la p...!", gritó agarrándose la entrepierna una y otra vez ante el desconcierto de la conductora del espacio, Anne Igartiburu, quien le instó a guardar la compostura y pidió disculpas a los espectadores por el comportamiento de este concursante que, pese a intentar disfrazar su descalificante discurso con posteriores agradecimientos, pronto cayó en nuevas ofensas hacia el público y desestimó la opinión del jurado.


El papel de Cobra en la gala no tuvo desperdicio, pero son los propios espectadores los que le han otorgado un lugar entre los diez finalistas con sus votaciones en la página web de RTVE. Como suele ocurrir, cuando el fuego quema es cuando salta la alarma y, tras la polémica del lunes, Televisión Española ha anunciado ahora que no descarta cambiar las normas del concurso el año que viene para establecer un "mejor" proceso de filtro en las candidaturas, de manera que "un jurado profesional" elimine algunas propuestas musicales "desde el primer momento" para que las canciones que lleguen "tengan el mínimo de calidad" y se "eviten estos abusos" a los que puede dar lugar, "como en cualquier proceso abierto", la "apertura" a la participación ciudadana, que por otro lado es "un mandato" para la televisión pública, señaló el presidente de RTVE, Alberto Oliart, que lamentó durante la Comisión de Control Parlamentaria en el Senado la "escena".


Dispara la audiencia. En lo que sí tuvo un efecto positivo el espectáculo que dio John Cobra es en la audiencia. Pese a avergonzar a TVE, el finalista que menos puntos obtuvo devolvió audiencia al festival, que congregó ante la pantalla a 2,6 millones de espectadores (15,6% de cuota), dos millones más que el certamen anterior.

  • 1