Local

Caracas culpa a Uribe de que peligre la vida de los rehenes

Las imágenes de los rehenes de las FARC y la carta de Ingrid Betancourt no sólo conmocionaron a la sociedad colombiana, sino que también enrabietaron a Venezuela. Su presidente, Hugo Chávez, acusó a Bogotá de no tener "sentido humanitario" y poner en peligro la vida de los secuestrados.

el 14 sep 2009 / 20:56 h.

TAGS:

Las imágenes de los rehenes de las FARC y la carta de Ingrid Betancourt no sólo conmocionaron a la sociedad colombiana, sino que también enrabietaron a Venezuela. Su presidente, Hugo Chávez, acusó a Bogotá de no tener "sentido humanitario" y poner en peligro la vida de los secuestrados.

Chávez prosiguió en sus quejas al afirmar que Bogotá "acusa de terroristas" a las personas que llevaban las pruebas y que, según el presidente venezolano, actuaban "de mensajeros". Así, advirtió que la afirmación del presidente colombiano, Álvaro Uribe, lo único que hace es "poner en peligro la vida de los secuestrados".

Chávez hizo estas declaraciones con conocimiento de causa, ya que hasta el pasado 21 de noviembre -fecha en la que Uribe prescindió de sus servicios- era el encargado, junto a la senadora colombiana Piedad Córdoba, de mediar con la guerrilla de las FARC en la liberación de 49 rehenes a cambio de 500 rebeldes. En este sentido, precisó que fue él mismo (Chávez) quien solicitó al jefe de las FARC, Manuel Marulanda, pruebas de vida de los rehenes, entre ellos la ex candidata presidencial Betancourt.

Por su parte, el alto comisionado para la Paz en Colombia, Luis Carlos Restrepo, anunció la existencia de las pruebas el viernes y dijo que eran vídeos, cartas y una memoria de ordenador, que estaban en poder de tres presuntos milicianos urbanos de las FARC arrestados el jueves. Las autoridades colombianas explicaron que la información se reveló "por razones humanitarias", para permitir que las familias de los secuestrados vieran las pruebas de vida de 17 de los 45 rehenes que las FARC.

Negociación. La senadora Córdoba, a cuya mediación también puso fin Uribe la semana pasada, declaró que las pruebas de supervivencia descubiertas demuestran que la gestión que llevaba Chávez era seria.

Precisamente, la senadora tomó rumbo a Caracas junto a grupos de familiares de los rehenes para entregar pruebas de la supervivencia de sus allegados al presidente venezolano. Entre los familiares de los retenidos también se encontraba Yolanda Pulecio, madre de Betancourt.

Las pruebas fueron decomisadas por las autoridades colombianas en Bogotá, tras detener a tres presuntos milicianos de las guerillas: dos mujeres jóvenes y un sexagenario. Entre las pruebas incautadas, que la Fiscalía entregó a los familiares, figuran cartas, fotografías y algunos vídeos. En uno de los vídeos, el teniente del Ejército colombiano, Raimundo Malagón, rehén desde hace nueve años, pidió a Chávez una zona en Venezuela para ubicar a secuestrados por esa guerrilla. "Una sugerencia muy importante es que estudien la posibilidad de que en el territorio venezolano sea decretada una zona donde nos puedan ubicar a los cautivos o secuestrados, o como nos quieran llamar", dice Malagón en el vídeo que recibió el presidente venezolano, Hugo Chávez.

  • 1