Economía

Carbonero niega pasividad de los sindicatos al abordar la crisis

"Una huelga general no es la solución a la crisis económica", asegura el secretario general de CCOO-Andalucía, Francisco Carbonero, quien dejado claro, no obstante, que habrá movilizaciones si se producen pérdidas de derechos de los trabajadores o medidas para flexibilizar el despido.

el 15 sep 2009 / 17:45 h.

"Una huelga general no es la solución a la crisis económica", asegura el secretario general de CCOO-Andalucía, Francisco Carbonero, quien dejado claro, no obstante, que habrá movilizaciones si se producen pérdidas de derechos de los trabajadores o medidas para flexibilizar el despido.

En una entrevista con EFE, Carbonero defiende la idea de que las "crisis no se resuelven con movilizaciones" y niega "pasividad" de los sindicatos en la resolución de esta crisis, que tendrá efectos muy negativos en el empleo, ya que, en su opinión, se superará la previsión de la Junta de Andalucía de destrucción de más de 54.000 empleos en 2009.

Asimismo, vaticina un aumento de la conflictividad social en 2009 durante la negociación colectiva sobre todo porque los sindicatos no renunciarán a pérdidas de poder adquisitivo, ya que los trabajadores "no han provocado la crisis", aunque son los que "pagan sus consecuencias".

Otro motivo de conflictividad es la estrategia empresarial de "aprovechar la coartada de la crisis para que todo quepa bajo el manto de la crisis" y la opción de muchas empresas de reducir plantilla cuando no cubren sus expectativas de beneficio.

La solución a la crisis tampoco pasa, según Carbonero, por hacer los ajustes con reducciones o congelaciones salariales, ya que en Andalucía hay miles de trabajadores que "no son ni mileuristas", por lo que CCOO no renunciará al mantenimiento del poder adquisitivo y a la aplicación de cláusulas de revisión salarial.

El líder regional de Comisiones Obreras apuesta por el diálogo y la concertación social como elementos "más imprescindibles que nunca" para hacer frente a la difícil situación económica, si bien advierte de que los sindicatos serán más "exigentes en las garantías de cumplimiento" para "dejar claro que las reglas del juego tiene que ser limpias y claras para todos y que no valen excusas de coyuntura como las que ponen en ocasiones para cumplir lo pactado".

A pesar de que CCOO no baraja realizar movilizaciones, Carbonero deja claro que el sindicato movilizará "cuando haya pérdida de derechos, cuando la gente no tenga cobertura por desempleo, cuando se adopten medidas en la dirección de flexibilizar el despido o cuando no se garanticen subida salariales del IPC".

"Ir de romería en momentos de crisis, aunque vayas a Lourdes, no va a resolver la crisis económica", sentencia.

  • 1