Local

Carcaño vuelve al juzgado a dar un giro al caso Marta o a empeorar su pena

El juez le cita como testigo tras la versión dada a la Policía que inculpa a su hermano. Si se ratifica, Javier Delgado será imputado pero si miente, él puede ser acusado de falso testimonio

el 28 abr 2013 / 22:39 h.

TAGS:

Miguel Carcaño, el hasta ahora único condenado por el asesinato de Marta del Castillo a 21 años de cárcel, volverá a pisar hoy, un año y cuatro meses después, los juzgados del Prado para comparecer, esta vez en calidad de testigo, ante el juez de Instrucción número 4 de Sevilla, Francisco de Asís Molina, y en su caso ratificar o no la última versión de los hechos dada a la Policía. Según esta versión, la séptima que ofrece, el autor material del crimen que acabó con la vida de la joven el 24 de enero de 2009 fue su hermano Francisco Javier Delgado, quien golpeó a Marta con la culata de la pistola para la que tenía licencia por su trabajo de vigilante de seguridad al interponerse en una pelea entre Miguel y su hermano porque el primero se había gastado parte del dinero de una cuenta reservada para pagar la hipoteca del piso de León XIII en el que ocurrieron los hechos. Carcaño es el principal sospechoso de la desaparición y muerte de Marta. Carcaño cumple 21 años de cárcel. El juez ha abierto nuevas diligencias previas a raíz de la declaración realizada por Carcaño, que cumple condena en la cárcel de Morón, a la Policía primero con nuevas informaciones vertidas de forma suelta durante una docena de entrevistas con los agentes en prisión y finalmente con un relato completo dado por escrito en febrero. En este relato, Carcaño señala además que él y su hermano enterraron el cuerpo en una finca de La Rinconada esa noche y al día siguiente fueron a cubrirlo con cal viva. La Policía excarceló a Carcaño en dos ocasiones para llevarlo al lugar, aunque no fue capaz de señalar con precisión el sitio y la búsqueda policial realizada hasta ahora en la finca Majaloba y alrededores no ha dado resultado, al menos que haya trascendido. Con esta declaración, la Policía citó el 3 de abril a Francisco Javier Delgado como imputado por un delito de homicidio –fue juzgado y absuelto como encubridor–, que se acogió a su derecho a no declarar. Con todas las diligencias. la Policía elaboró un informe remitido al juez en el que da cierta credibilidad a esta nueva versión para que el instructor abra una nueva causa. De la declaración que haga Carcaño esta tarde –está citado a las 17.00 horas–, dependerá que el magistrado decida convertir las diligencias previas en una nueva causa de instrucción. Al ir como testigo, Carcaño no tiene por qué estar asistido por su abogada, Paloma Pérez Sendino, que ha colaborado durante todo el proceso y facilitado las entrevistas de Miguel con la Policía en la cárcel. Quienes sí se han personado en estas diligencias previas son los padres de la joven, que ejercen como acusación particular. Su abogado, Jose María Calero, estará por ello presente en la declaración. Los padres de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, no acudirán. El abogado de Francisco Javier Delgado también estará presente al haberse personado igualmente en las nuevas diligencias, que no tienen nada que ver con la pieza separada que mantiene abierta el juez sobre el paradero del cuerpo. También estará el fiscal. En caso de que el asesino confeso ratifique su declaración y sitúe a su hermano como el autor de la muerte, el juez instructor llamará a declarar a Francisco Javier Delgado, que defiende su inocencia y considera falsa la nueva versión dada por su hermano, con el que no tiene relación desde los hechos. Si ha mentido, Carcaño podría ser imputado por un delito de falso testimonio. Sus continuos cambios de versión en el proceso ya hicieron que el Tribunal Supremo, al que tanto los padres como la defensa recurrieron el fallo de la Audiencia Provincial, elevara en un año y tres meses la pena que la Audiencia le impuso por un delito contra la integridad moral a cuenta del sufrimiento provocado a los padres de Marta con sus constantes cambios de versión sobre el paradero del cuerpo, aún hoy desconocido. Esta última versión de Carcaño exculpa a otros dos procesados en el caso: el Cuco –enjuiciado por separado en un juzgado de menores al serlo en el momento de los hechos y ya en libertad tras cumplir una condena de tres años en interamiento por encubrimiento– y Samuel Benítez, que fue absuelto de encubrimiento en el mismo juicio que el hermano de Carcaño y su novia aunque el Supremo ha pedido a la Audiencia Provincial de Sevilla que en su caso motive mejor su decisión. Al igual que la Policía, los padres de Marta dan credibilidad a esta última versión del crimen de Miguel Carcaño y Antonio del Castillo dijo ayer que “lo único que espero es que se ratifique y que el juez tome la decisión correcta”. “Yo siempre he pensado que este personaje [en alusión a Francisco Javier Delgado] tenía algo más que ver, que no era un mero encubridor”, dijo. Del Castillo cree que la nueva declaración policial de Miguel “está intentando decir dónde está el cuerpo” y demuestra que las anteriores buscaban ocultarlo. Respecto a la infructuosa búsqueda en La Rinconada, la atribuye a que “el tiempo ha pasado, la orografía del terreno a cambiado y si era de noche y la primera vez que iba y pendiente de seguir el coche de su hermano”, de ahí la dificultad de señalar el lugar exacto.

  • 1