Local

Cardenal Amigo afirma que sin oposiciones fuertes la democracia se hace débil

El cardenal y arzobispo de Sevilla Carlos Amigo ha manifestado que sin una oposición fuerte la democracia se hace débil, y ha calificado de "un poco plana" la actual legislatura parlamentaria.

el 15 sep 2009 / 05:33 h.

TAGS:

El cardenal y arzobispo de Sevilla Carlos Amigo ha manifestado que sin una oposición fuerte la democracia se hace débil, y ha calificado de "un poco plana" la actual legislatura parlamentaria.

El cardenal, que ha participado en la Embajada de España en Roma en la conmemoración del 50 aniversario de la revista católica Vida Nueva, hizo estas declaraciones durante un encuentro improvisado con los medios informativos presentes en el acto, al ser preguntado por cómo veía la actual situación política española.

La legislatura, precisó, "está un poco plana porque la oposición está preocupada más en otros temas que en la situación política, y cuando existe una democracia sin una oposición fuerte, la democracia se hace débil".

Amigo fue preguntado también por las relaciones de los medios de comunicación con la Conferencia Episcopal Española y por la polémica en algunos ámbitos eclesiales en torno a la renovación por la COPE del contrato al periodista Federico Jiménez Losantos.

El arzobispo de Sevilla dijo que la Conferencia Episcopal vive "un dolor de cabeza permanente, pero como decía el estadista político, el profesor Caldera, el problema no son los dolores de cabeza, sino el ignorar la realidad del país, porque conociéndola esos dolores se pueden arreglar".

La Conferencia Episcopal, agregó, "no tiene ningún miedo a los dolores de cabeza, porque tienen arreglo, lo peor sería no saberlo".

Preguntado sobre qué quería decir con "dolor de cabeza", Amigo precisó que se trata "del cumplimiento del ideario" en la Cope, como en cualquier medio de comunicación, y que en la Conferencia Episcopal existen y han existido opiniones distintas sobre la situación en Cope y en torno a la continuidad de Jiménez Losantos.

En estas decisiones del Comité Ejecutivo, dijo, no se vota, ni se adopta ninguna necesariamente por unanimidad, sino que se considera y analiza la situación, y se decide lo más conveniente.

Preguntado por si el ideario de la Cope debe cumplirse, el cardenal precisó que se trata de unos criterios informativos "a los que hay que acercarse", pero "no de un código de conducta con penas para el que no los cumple".

  • 1