Local

Cargando pilas para la pelea

La dedicación exclusiva de Zoido o la importancia de según qué área centran el debate.

el 27 jun 2011 / 13:07 h.

TAGS:

El líder de la oposición, Juan Espadas, se dirige durante el Pleno a los miembros de su grupo Alberto Moriña y Antonio Muñoz.

"Se le ve todavía la L", -la de los conductores novatos-, bromeaba un asistente al finalizar el primer Pleno que presidió Javier Landa , fichaje estrella de la lista del alcalde Juan Ignacio Zoido , que condujo su primera sesión con mano firme, cortando turnos de palabra y poniendo los puntos sobre las íes a diestro y siniestro, aunque con algún problemilla de protocolo.

Fue una sesión corta pero, preludio de lo que suelen ser los plenos municipales, se alargó más de lo previsto. Y eso que los debates fueron suaves, calentando motores para las probablemente agrias jornadas que se verán durante el mandato.

El siempre afilado portavoz de IU, Antonio Rodrigo Torrijos , ahora en la oposición y con un edil menos, insistió en que dará un voto de confianza al Gobierno antes de protestarle. El nuevo portavoz del PSOE, Juan Espadas , usó el tono sosegado que le caracteriza y llegó con los deberes hechos intentando pillar en un renuncio al PP, al que cuestionó por ratificar el aumento de sueldo a los directores generales que criticó hace tres años. El del PP, Juan Bueno, fue contundente al rechazar las propuestas de la oposición, y el más brusco en sus pullas. Aunque lo que peor debió de sentar a PSOE e IU fue que los ninguneara en sus dudas sobre la política de austeridad anunciada por Zoido: Bueno les dijo que no hicieran una crítica parcial sin verlo todo en conjunto, pero el conjunto no se lo explicó a la oposición en el solemne Salón Colón; se lo calló para que Zoido lo presentara a la prensa poco después.

Los cambios de escenario, aunque significativos, fueron mínimos: el PP en los bancos del Gobierno -a la derecha, visto desde el público- y la oposición, a la izquierda. O sea, más orden. El concejal Juan García no tuvo problemas con su silla de ruedas ya que el espacio se adaptó para la socialista Cristina Vega en la corporación municipal de 2003.

El debate lo centraron el recurrente asunto de si el alcalde o los portavoces deben tener dedicación exclusiva o si conviene que representen a Sevilla en otras instituciones. Torrijos criticó a Zoido su papel de parlamentario andaluz y a Espadas el de senador, y ambos se defendieron. El portavoz de IU cuestionó que áreas como Mujer, Educación o Salud no figuren en el organigrama como delegaciones sino como servicios, y Bueno fue tajante: es nuestro modelo, vino a decir, recordando que el PP ya había anunciado un recorte de delegaciones y negando que vayan a tener menos importancia. Torrijos le dijo que no lo criticaría "apriorísticamente", y Bueno replicó que "no va a tener motivos para criticarnos ni en el ámbito de la Mujer ni en ninguno porque con siete delegaciones vamos a hacer más de lo que han hecho otros con más". Pulla de las buenas.

Torrijos también echó en falta que en este Pleno se crease la comisión de Descentralización que Zoido ofreció en el Pacto por Sevilla, para alejar de la trifulca los asuntos que lo merezcan por su importancia. Pero el PP le recordó que se pretendía que la mesa la formaran personas "de la sociedad civil" con las que se está contactando.

Landa, entretanto, procuraba domar a Torrijos si se extendía en su argumentación -marca de la casa-, recordándole el fin del turno de palabra mientras el portavoz de IU usaba sus giros lingüísticos característicos -no faltó el "momento procesal oportuno"- o aclarándole, cuando se refería a una posterior intervención, que ya las había gastado todas. Pero no se le puede achacar parcialidad al presidente del Pleno: también cortó a Bueno cuando se excedió. Y a Espadas. Al César lo que es del César.

Anécdotas, hubo: Landa se lió al explicar la votación de una enmienda, induciendo a error a IU, pero tras consultar al secretario todo volvió a su sitio. También Torrijos se lió lo suyo: al votar punto por punto el régimen de retribuciones y dedicación exclusiva y querer hacerlo en contra, se vio votando que no incluso al punto que especifica que los sueldos se pagarán en 14 mensualidades.


  • 1