lunes, 19 noviembre 2018
18:51
, última actualización
Local

Cáritas atiende en 2011 a más de 71.000 sevillanos

La demanda atendida supone un aumento este año de un 120% respecto a 2007.

el 04 jun 2012 / 20:16 h.

TAGS:

Cáritas Diocesana de Sevilla, organismo oficial de la Iglesia  hispalense para promover, potenciar y coordinar el ejercicio de la  caridad en la Archidiócesis, ha atendido durante el pasado año 71.383  demandas de ayudas, lo que supone un incremento del 6,7 por ciento  con respecto a 2010 y del 120 por ciento sobre el año 2007. 

La Memoria Anual 2011 de Cáritas Diocesana de Sevilla, presentada  este martes en la capital hispalense, refleja un "indiscutible"  aumento de la demanda de personas a través de las parroquias y los  grupos de voluntarios. "Sigue subiendo tremendamente la necesidad de  ayuda", ha resaltado a Europa Press el vicepresidente y jefe del  Departamento de Comunicación de Cáritas Sevilla, Félix Quijada, quien  ha calificado la situación que actualmente se vive en la provincia de  pobreza "más extensa, intensa y crónica", como "una enfermedad", ha  comparado. 

Quijada, que ha señalado que la demanda durante 2011 ascendió a  más de 71.000 en la Diócesis de Sevilla, aumentando por cuarto año  consecutivo, ha aclarado que este número no refleja el número de  personas atendidas, pues una solicitud de ayuda la puede realizar una  persona para su propia familia, si bien la atención de Cáritas se  realiza sobre todos los miembros, y además el seguimiento asistencial  puede derivar en una ayuda continuada.

Muchas personas han pasado a vivir en "una situación de exclusión  social", sobre todo, después de que hayan agotado cualquier tipo de  ayuda económica. "No tienen ayuda y la dificultad cada vez es mayor",  ha asegurado Quijada, quien ha hecho hincapié en la situación de los  hijos de estas familias, para quien desde hace tiempo ya ha comenzado  a solicitar alimentos, leche o ropa. No obstante, ha resaltado que la  situación de las familias españoles, que cuenta con una red familiar  de apoyo, no esta mala como la de las familias inmigrantes. 

Del total de demandas atendidas, el 22% procedían a  familias inmigrantes, un doce por ciento menos con respecto a 2010.  No obstante, este hecho contrasta con el empeoramiento de las  situaciones de pobreza de estas familias, especialmente por la  repercusión de precariedad social y las "duras" políticas  migratorias. Para Quijada, estos datos reflejan que "no sólo empeoran  las condiciones sociales de este colectivo, sino que parece que  muchos inmigrantes también se están marchando". 

Las intervenciones realizadas por los servicios de Cáritas  Diocesana de Sevilla se concentró principalmente en la cobertura de  los recursos básicos para las familias, pues el 67,1% de  las demandas, en concreto el 47.916, fueron atenciones para  alimentación y vestido. Para estos fines, las Cáritas parroquiales  invirtieron más de un millón de euros, un 22% más que en  2010. 

Frente a la "imposibilidad" de responder a la necesidad  "desesperada" de trabajo, Cáritas atiende las necesidades "más  básicas, único recurso posible". En este sentido, Quijada ha  advertido que las Cáritas parroquiales están "muy desbordadas",  incluso alguno "no puede más", pues los recursos son escasos, pero  destaca que seguirán trabajando y llegarán "hasta donde se pueda". 

La ayuda económica directas y en atención primaria a las familias  aplicadas por Cáritas parroquiales ascendió en 2011 a 2.033.000  euros. Quijada ha comentado a este respecto reciben "encantados"  alimentos como ayuda para las familias, pero apunta que la gestión es  "compleja" y que también existen los comedores y el Banco de  Alimentos. Por ello, ha señalado que prefieren las ayudas económicas,  pues es mejor para las familias recibir dinero y ellas mismas sean  las que compren los recursos básicos. "Es un punto de esperanza para  que vuelvan a sentirse mejor", ha afirmado. 

El vicepresidente de Cáritas Sevilla ha apuntado que está aumento  el número de demandantes de ayudas que no corresponden al perfil de  exclusión "tradicional", sino al de familias, cada vez más jóvenes,  empobrecidas por la situación persistente de paro, la insuficiencia  de la protección social, la carencia de redes sociales de apoyo y, en  muchos casos, condiciones "muy onerosas de endeudamiento". 

Siguen existiendo personas que acuden a miembros de Cáritas para  abordar su situación pero por fuera de la propia organización de la  Iglesia, según Quijada, que apunta a "familias que han vivido de  manera normalizada y se encuentra con todos los miembros en paro". 

Cáritas, además de ayuda económica y recursos básicos, afronta  asistencia moral, "simplemente escuchar la problemática de las  personas, el gran problema que tienen", según comenta el  vicepresidente de Cáritas Sevilla.

"La situación actual es de una pobreza más extensa, intensa y  crónica, una enfermedad que se quita nunca", ha lamentado Quijada,  que ha subrayado que Cáritas se presenta como "puntos de esperanza  real para ofrecer un poco de aire a estas familias".

La Memoria Anual 2011 refleja que Cáritas, gracias a los fieles  cristianos, socios, donantes y personas que "sin ser cristianos  confían en nosotros", además de administraciones y el IRPF, ha  obtenido casi seis millones de euros de recursos, en concreto,  5.958.885 euros. 

El 49% procede de las aportaciones de los fieles, que se  ha incrementado peses a la crisis en un 19,2%, alcanzando  una cantidad cercana a los tres millones de euros. "Gracias a Dios  las personas siguen respondiendo, incluso aumentando la cantidad de  aportaciones anuales los socios", ha comentado.  A través de subvenciones y convenios con las administraciones  central, autonómica y locales, que están "viniendo con normalidad",  Cáritas aglutina el 27% de los recursos, y las subvenciones  a las obras y servicios supusieron el 24% de los ingresos  de recursos.  Por otro lado, la Memoria refleja que 5.125.017 euros son los  recursos destinados por Cáritas Sevilla a la provincia. De este  total, el 83,2%, lo que supone 4.264.839 euros, se ha  invertido en acciones y programas propios de acción social, es decir,  Inserción y Empleo, Acción de Base, Inclusión y Obras en residencias. 

Además, Cáritas Sevilla ha canalizado más de 150.000 euros a la  Red Internacional de Cáritas con destino a las emergencias del Cuerno  de Africa, Haití y Lorca. 

Cáritas, a través de 1.700 voluntarios en la Diócesis y los 76  técnicos y profesionales, no sólo presta atención primaria o  económica a las personas, sino que además tiene en marcha proyectos y  servicios de acogida y acompañamiento de personas en grave situación  de exclusión social; acompañamiento de personas sin hogar; acogida y  acompañamiento de inmigrantes en situación de vulnerabilidad;  orientación, formación e inserción sociolaboral; formación  profesional; ayuda a domicilio; o proyectos de salud mental, entre  otros. 
-->-->-->

  • 1