Local

Cáritas dobla su asistencia a inmigrantes durante 2007

El riesgo de pobreza y exclusión social está aumentando en Sevilla. Prueba de ello es la creciente demanda de servicios sociales que se ha producido en el último año.

el 15 sep 2009 / 05:59 h.

TAGS:

El riesgo de pobreza y exclusión social está aumentando en Sevilla. Prueba de ello es la creciente demanda de servicios sociales que se ha producido en el último año: problemas como el desempleo o las drogas pueden encontrar una solución en las 268 parroquias de Cáritas Diocesana.

La recesión económica se está dejando notar en mayor proporción entre los colectivos de la sociedad más desfavorecidos. Los inmigrantes se perfilan como el sector más afectado, sobre todo en el caso de las mujeres, hasta el punto de que Cáritas Diocesana de Sevilla dobló el número de asistencias a las mismas durante 2007. Se trata de una tendencia que, según los responsables de la asociación, se prevé que continúe aumentando en los próximos meses, por lo que ya están desarrollando nuevos programas para su acogida.

La causa este crecimiento de la demanda no debe buscarse en el aumento de la llegada de nuevos inmigrantes a la ciudad, sino en el agravio de la situación de los que ya viven en ella. A los problemas de encontrar un empleo y acceder a una vivienda, propios de los recién llegados, se une la subida de los precios, tornánse insostenible sus condiciones de vida.

Cáritas amplió el número de personas atendidas en 2007 a 32.441 personas, la mayoría de ellas a través de las 268 parroquias de toda la provincia. Con un presupuesto cercano a los cinco millones de euros, el 76% financiado por los feligreses y socios, más de 200 voluntarios han ayudado a 1991 personas en situación de exclusión social.

Una de las principales actuaciones ha sido la formación de 1495 personas desempleadas en el Centro Integral de Empleo. Gracias al aprendizaje de diversos oficios por medio de talleres formativos, 665 personas han conseguido reincorporarse al mundo laboral.

Otra de las prioridades de Cáritas desde el pasado ejercicio es la familia. Desde septiembre se ha atendido a 70 familias, ofreciéndoles servicios directos y terapéuticos. Y es que, según su presidente, Felipe Carlos Cecilia, "todos los problemas emergentes en la sociedad inciden directamente en el núcleo familiar".

Durante este año, Cáritas pondrá en marcha nuevos proyectos como la construcción de un centro residencial para enfermos mentales en Osuna con una capacidad de 80 plazas residenciales y otras 14 para centros de día. También extenderá su atención a los niños y hombres inmigrantes.

  • 1