Deportes

Carlos García y Sunny ya son jugadores del Real Betis

Carlos García y Sunny son el tercer y el cuarto refuerzos del Betis 2009-10 después de los fichajes de Antonio Tapia y Goitia. El central del Almería y el mediocampista del Valencia llegarán en las mismas condiciones: cedidos y con una opción de compra por 2 millones que, en caso de ser ejecutada el próximo año, les haría firmar un contrato de cuatro temporadas más.

el 16 sep 2009 / 04:46 h.

Carlos García y Sunny son el tercer y el cuarto refuerzos del Betis 2009-10 después de los fichajes de Antonio Tapia y Goitia. El club verdiblanco cerró ayer ambos tratos de una manera similar, por no decir idéntica, de modo que el central del Almería y el mediocampista del Valencia llegarán en las mismas condiciones: cedidos y con una opción de compra por 2 millones que, en caso de ser ejecutada el próximo año, les haría firmar un contrato de cuatro temporadas más.

El primero en llegar será Carlos García, que esta misma mañana (9.30 horas) pasará el reconocimiento médico en la clínica Nisa, en Castilleja de la Cuesta. Su fichaje se daba por seguro desde hace varios días, pero hasta hoy no se producirá la firma del contrato (siempre que no ocurra algo extraño en el examen, lógicamente). La adquisición de Carlos García deja en el aire la llegada del otro central pretendido por el Betis, el surafricano Morris, con quien también hay acuerdo total. Su hándicap es que cobra más que el barcelonés (800.000 euros anuales frente a 500.000).

Sunny tardará algo más en pisar Sevilla porque está de vacaciones en Nigeria, pero su agente ya le ha dicho que busque billetes de avión y es posible que esté aquí el lunes o martes de la próxima semana para firmar un contrato un tanto peculiar. Si juega más de 30 partidos, el Betis sólo pagará su ficha (unos 750.000 euros) pero nada al Valencia; si juega menos, Lopera sí deberá abonar al club che una cantidad que es variable (250.000 euros en el peor de los casos).

Iriney, en cambio, no acaba de responder al Betis porque está esperando a ver si algún Primera se acuerda de él antes de contestar. Por si acaso, ya trascienden otros nombres para ese puesto, como el del también brasileño Roberto Souza, que es del Celta y ha estado cedido en el Leixoes portugués. El traspaso puede costar medio millón.

  • 1