Cultura

Carlos Saura retrata a otra generación de flamencos... de película

el 11 nov 2010 / 21:12 h.

-->--> -->

Una foto fija. Una panorámica casi perfecta que retrata la generación actual de este arte. Así podría definirse Flamenco, flamenco, la cinta del director aragonés Carlos Saura presentada ayer en el Festival de Cine Europeo de Sevilla como continuación de la magistral Flamenco, rodada hace ya 15 años y que supuso un punto de inflexión en la imagen mundial de lo jondo. Eva Yerbabuena, Sara Baras, Israel Galván, Estrella Morente, Niña Pastori, Farruquito, Miguel Poveda, Rafael Estévez y Nani Paños, Montse Cortés, Rocío Molina y_Dorantes son algunos de los nombres convocados por Saura a representar a la nueva hornada de artistas, junto a maestros ya consagrados como Paco de Lucía, Manolo Sanlúcar, Tomatito y José Mercé.

"Elegir a los artistas ha sido lo más difícil, pero están todos los que deben estar, aunque falta alguno que debería estar", explicó el cineasta en la rueda de prensa posterior al pase de por la mañana para los medios.

La escenografía y la iluminación ocupan en este filme un lugar casi tan importante como los nombres propios y sus propuestas artística, que fueron representadas "con total libertad", según destacó el director, ante las dos cámaras digitales que se emplearon para el rodaje. El oscarizado Vittorio Storaro juega durante todo el metraje con la noche y el día sobre reproducciones y paneles translúcidos de pinturas españolas "relacionadas con el flamenco y el mundo andaluz", apuntó Saura.

En la presentación acompañaron al cineasta Farruquito, su hermano Manuel Fernández Montoya El Carpeta y Manolo_Sanlúcar. El bailaor, que eligió para la película un palo que no había tocado antes -un zapateado que se grabó_"del tirón"-, aseguró que ésta ha sido una "experiencia maravillosa" en la que ha disfrutado de "una gran libertad". Farruquito ya participó con su abuelo Farruco en Flamenco, cuando era un niño, tal y como hace ahora en este filme su hermano El Carpeta.

Manolo Sanlúcar también agradeció a Saura que muestre al arte jondo al mundo con sus ojos. "Ha sido una fortuna que exista una persona del cine que lleve al mundo entero nuestras imágenes; he visto cómo ha ido desarrollando su visión personal de la estética, la imagen y la música, y ésta es cada vez más exquisita", subrayó el guitarrista gaditano, quien reivindicó para el flamenco una escuela que estudie y estructure la historia de este arte.

Ya por la tarde, la cinta, que forma parte de Sección Oficial, pero no del concurso, se proyectó por todo lo alto en el Teatro Lope de Vega en una gala a la que no faltaron muchos de los protagonistas de la película. En esa misma ceremonia, enmarcada dentro del_Día de la RTVA -que coproduce Flamenco, flamenco-, Carlos Saura subió al escenario a recoger de manos del alcalde de la ciudad,_Alfredo Sánchez Monteseirín, el Premio_Ciudad de Sevilla, que le otorga el festival por "dedicar su gran energía creativa a Sevilla y al flamenco, realizando películas sobre este arte que promueven su visibilidad en el mundo entero, al tiempo que lo preserva como patrimonio para la historia".

Sobre este galardón, el cineasta se manifestó encantado. "Sevilla es una ciudad que tanto quiero y amo, que estoy a punto de venirme a vivir aquí", bromeó.

El director recordó que la película se grabó hace un año en el Pabellón del_Futuro de la isla de la Cartuja. "En uno de los descansos del rodaje, me fui a dar un paseo por el barrio de Triana._Allí un grupo de mujeres me reconoció y empezó a hablar entre ellas sobre mí. De pronto me gritaron: ‘Triana te quiere, Carlos Saura'. Así que con eso estoy pagado".

  • 1