Local

Carnavelá

El intento de inventar el Carnaval de Sevilla sigue sin funcionar: sólo el Distrito Norte está en ello, y con más ambiente de velá de barrio que de gran fenómeno de masas. Carnavelá, que se podría llamar. Doña Cuaresma es la única que parte el bacalao en Sevilla.

el 16 feb 2010 / 21:56 h.

A los sevillanos les sigue gustando mucho el carnaval, pero el de Cádiz. Aquí, los denodados intentos por implantar dicha fiesta ajena se han estrellado contra esta realidad: que sólo en los barrios del Distrito Norte, y con la inestimable ayuda municipal, subsiste hoy el espíritu carnavalero en forma de pequeñas veladas de barrio con cierto éxito y nutrida participación vecinal. San Jerónimo, Pino Montano y Valdezorras son sus últimos reductos este año, mientras una parte de Sevilla viaja disfrazada en los abarrotados trenes que conducen a la tierra de El Selu y El Yuyu (40.000 plazas habilitadas sólo la semana pasada, el doble de las habituales), otra parte ignora plenamente el fenómeno y el resto (sobre todo desde hoy, Miércoles de Ceniza) sólo está pensando ya en la Semana Santa.

Hoy, día de torrijas y de ir encargando el capirote, el corazón del exiguo carnaval sevillano late sin embargo en la Avenida de Despeñaperros, de Pino Montano. Allí, en el  Teatro Atalaya-TNT, 25 comparsas y chirigotas de distintos puntos de Andalucía (más que el año pasado) compiten en el II Concurso de Agrupaciones Carnavalescas, organizado por el Ayuntamiento. "Aquí sí existe el carnaval", afirmaba ayer la subdirectora del Distrito Norte, Yolanda de la Bandera. "Hemos intentado revivir los concursos que se hacían en San Jerónimo y Pino Montano, unificándolos en este lugar; luego, tras el concurso, cada uno hace su fiesta."

Hoy miércoles, a partir de las nueve y media de la noche, actuarán en dicho teatro las comparsas La consulta del doctor Nolotil, Los rompecorazones y El ladrón de máscaras, así como Un coro de lunares y las chirigotas Ojú qué cabeza tengo y Los telecoñazos. Las entradas son gratuitas, y más vale darse prisa por conseguirlas: "El primer día teníamos ya medio teatro lleno", comentó Yolanda de la Bandera.

El sábado será la gran final, con dos premios máximos de 3.000 euros cada uno y otros de inferior cuantía, para que desde el domingo se traslade la fiesta a los barrios. Entre los focos de interés, se destacan tres: el desfile musical de ese mismo domingo por las calles de San Jerónimo, desde las tres de la tarde; el concurso de disfraces de Pino Montano, del 25 al 28 de febrero; y la carpa que acogerá la fiesta carnavalera de Valdezorras el sábado de la semana que viene. Por lo demás, hoy hay en Sevilla trece quinarios, un triduo, un besamanos, un besapié, una mesa redonda sobre Semana Santa, una exposición cofradiera y, entre otras, la imposición de ceniza por el arzobispo en la Catedral. Las comparaciones son odiosas.

  • 1