Local

Carolina del Norte dirime las posibilidades reales de Obama

Las encuestas apuntaban anoche como favorito al senador de Illinois Barack Obama, en las primarias demócratas de Carolina del Sur. Una elección que se anticipaba como el primer test a la minoría afroamericana del país

el 14 sep 2009 / 23:16 h.

TAGS:

Las encuestas apuntaban anoche como favorito al senador de Illinois Barack Obama,

en las primarias demócratas de Carolina del Sur. Una elección que se anticipaba como el primer test a la minoría afroamericana del país, y una nueva oportunidad para que el senador de color se repusiera de sus últimas derrotas frente a Hillary Clinton.

Si bien la población negra no supera el 30% en este estado sureño, entre los votantes demócratas es superior al 50%, lo que ha convertido a este colectivo en el principal objetivo de los tres aspirantes presidenciales.

Para Obama, quien al principio de la campaña ganó por sorpresa en Iowa, pero posteriormente fue derrotado en New Hampshire y Nevada por la senadora Hillary Clinton, un fracaso en este estado sería un serio revés de cara al Supermartes del 5 de febrero, en el que más de 20 estados acuden a votar y en el que hay en juego más de la mitad de los delegados que deben proclamar un candidato en la Convención Demócrata que se celebrará a finales de agosto.

Por 15 puntos.

Según la encuesta elaborada las horas previas a la votación por Zogby para Reuters y C-Span, Obama obtendría en Carolina del Sur un 15% más de votos que la ex primera dama. El senador John Edwards se colocaría en tercer lugar con el 19% de los votos, porcentaje que había crecido en los últimos días debido al esfuerzo económico y personal que ha invertido en el estado en el que nació.

Para Edwards, quien no había ganado hasta ahora en ningún estado, obtener una buena posición en Carolina del Sur podría ser vital para mantenerse con vigor en esta campaña y crear expectativas de triunfo en otros estados sureños. Edwards ya ganó en Carolina del Sur hace cuatro años, con un 45% de los votos frente a su oponente, John Kerry, quien obtuvo un 30%.

La virulencia en la batalla entre los demócratas provocó una enorme polarización racial entre los votantes de Carolina del Sur, que hacía prever una fuerte participación de los votantes.

  • 1