Local

Carpetazo al caso del niño que murió ahogado en una papelera

La Audiencia Provincial de Sevilla ha archivado definitivamente el caso del menor que murió ahogado en una papelera de un colegio de Sevilla Este. La familia no descarta acudir al Tribunal Constitucional.

el 14 sep 2009 / 21:26 h.

TAGS:

La Audiencia Provincial de Sevilla ha archivado definitivamente el caso del menor que murió ahogado en una papelera de un colegio de Sevilla Este. La familia no descarta acudir al Tribunal Constitucional, aunque aún le queda la posibilidad de la vía civil.

Pese a que en una ocasión la Sección Séptima de la Audiencia Provincial de Sevilla estimó un recurso de la familia del menor de cuatro años que falleció ahogado en una papelera de un colegio contra el archivo del caso y ordenó la práctica de nuevas pruebas, ahora ha desestimado otro nuevo recurso y ha dado por archivado definitivamente el caso, una vez que se han practicado las diligencias ordenadas.

Según explicaron fuentes del caso, el auto de la Audiencia no es recurrible y deja abierta la posibilidad de que la familia acuda a la vía civil para reclamar una indemnización por los hechos. La decisión judicial se basa en las declaraciones de dos menores, de 11 y 12 años, que aseguraron en el Juzgado de Instrucción número 11 de Sevilla, que investigaba el caso, que "avisaron a una profesora y que ésta acudió rápidamente" hasta donde estaba el menor, de cuatro años.

Por este motivo, el auto estima que no existió negligencia por parte de los profesores, que el centro contaba con la vigilancia suficiente y que, por tanto, el fallecimiento del niño, que introdujo su cabeza en la boca de la papelera, fue un accidente.

No obstante, la acusación particular, ejercida por la familia, se plantea presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por vulneración de derecho fundamental en el transcurso de la instrucción del caso. La otra posibilidad es reclamar una indemnización por la vía civil, puerta que deja abierta el auto de la Audiencia.

Los hechos ocurrieron el pasado 25 de abril de 2006 en el Colegio Jacaranda de Sevilla Este cuando el menor metió la cabeza en la papelera situada a un metro de altura -aún no se sabe cómo la alcanzó-, en el transcurso del recreo, que estaba vigilado por 18 profesores, más cinco de prácticas, según explicó en su día la Delegación Provincial de Educación.

Los profesores avisaron al 061 que, tras intentar reanimar al pequeño, lo evacuaron al Hospital Infantil del complejo hospitalario Virgen del Rocío, donde quedó ingresado en la UCI en estado muy grave, aunque finalmente falleció por parada cardíaca por asfixia.

  • 1