sábado, 08 diciembre 2018
13:17
, última actualización

Carreteras en caída libre

El tráfico por carretera en Andalucía no se recupera de la crisis y registra en 2013 una caída del 2,9%.

el 22 nov 2014 / 19:02 h.

EL GOBIERNO APRUEBA LA SUBIDA DE LA VELOCIDAD A 130 KM/H EN ALGUNOS TRAMOS Las carreteras andaluzas pertenecientes a la red autonómica registraron el pasado ejercicio un descenso en la circulación de vehículos ligeros y pesados del 2,9 por ciento respecto a 2012, un saldo que constata, un año más, la tendencia negativa acumulada por el transporte por carretera desde el inicio de la crisis económica. La Junta de Andalucía ha indicado en un comunicado que, durante el periodo comprendido entre 2008 y 2013, el tráfico ha sufrido un retroceso del 16,1 por ciento, con caídas medias anuales de en torno al tres por ciento, un porcentaje que creció excepcionalmente hasta el seis por ciento en el año 2012. Ese comportamiento a la baja rompe la trayectoria experimentada anteriormente, entre 1994 y 2007, años en los que la demanda de tráfico se llegó a duplicar. Estos datos se extraen del Plan General de Aforos 2013, elaborado por la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía para medir la Intensidad Media Diaria (IMD) de las vías autonómicas. En virtud de esa caída experimentada en 2013, los vehículos ligeros --motos, turismos y furgonetas de pequeño tamaño-- y los pesados --camiones, autobuses y otros-- recorrieron en total 10.886 millones de kilómetros, de los que 9.927 millones de kilómetros fueron completados por los primeros, lo que equivale al 91,2 por ciento del total; y los segundos asumieron el 8,8 por ciento restante, traducido en 959 millones de kilómetros. El impacto del retroceso ha sido más acusado en la fracción del tráfico pesado, en la que el descenso ha sido de casi el nueve por ciento, un punto más que el índice registrado el ejercicio 2012. Desde 2007, esa reducción del tráfico pesado ha cosechado una bajada del 25,5 por ciento. En el caso de los vehículos ligeros, la caída no ha sido tan brusca, ya que esta tipología se apuntó un descenso en 2013 del 2,3 por ciento, 232 menos que en el año anterior. En el último lustro, su comportamiento ha sido también descendente, acumulando un saldo negativo del 15 por ciento. La medición de la demanda está ligada concretamente a la red de vías básicas y a la de carácter intercomarcal. La malla básica es la que da soporte a los desplazamientos de largo y medio recorrido y se extiende a lo largo de 2.027 kilómetros. Asimismo, la red intercomarcal, con una longitud de 4.387 kilómetros, está compuesta por aquellas vías que complementan a la anterior y canalizan los tráficos interurbanos de medio recorrido entre ámbitos subregionales. Teniendo en cuenta esta tipología, el tráfico de usuarios de las carreteras integradas en la red básica retrocedió más que los que utilizaron para sus desplazamientos las de carácter intercomarcal. Así, en 2013, las primeras soportaron una circulación de 6.542 millones de kilómetros, lo que implica una disminución del 3,1 por ciento respecto del año 2012. Las segundas absorbieron un tráfico de un total de 4.344 millones de kilómetros, equivalente a un retroceso del 2,7 por ciento respecto del ejercicio anterior. Si se compara la demanda de tráfico con otros parámetros relacionados, se concluye que la disminución del tráfico en los últimos cinco años en las carreteras andaluzas (16,1%) ha sido más acusada que la sufrida durante ese mismo periodo por el Producto Interior Bruto (PIB) de Andalucía, que arrojó un porcentaje de caída del 3,6 por ciento, e inferior al descenso sufrido en el consumo de combustible, "muy acusado" desde 2007 hasta 2013, con un saldo negativo del 26 por ciento. PLANES DE AFOROS La Consejería de Fomento y Vivienda realiza desde el año 1992 Planes Generales de Aforos de las Carreteras de Andalucía, que tienen como objetivo el conocimiento, "lo más detallado y completo posible", de los flujos que recorren los diversos tramos de carreteras de la red andaluza. Se trata de una información "muy valiosa" para evaluar nuevas inversiones en infraestructuras y para la planificación de prioridades en las tareas de conservación y mejora de la red. Los parámetros estudiados y los resultados obtenidos constituyen además una ayuda "inestimable" para los estudios de accidentalidad y los relacionados con los impactos ambientales (ruidos, emisiones de gases, entre otros). Las intensidades de tráfico medidas en estos planes son registradas a intervalos de una hora durante todo el día a través de diferentes estaciones, que se fijan en función de la jerarquía de la carretera y el volumen de tráfico que canaliza. Esas estaciones pueden ser permanentes, cuando registran el tráfico los 365 días al año; primarias, si aforan cuatro días (jueves a domingo) cada dos meses; secundarias, si la recogida de datos se lleva a cabo durante un día laborable cada dos meses; y de cobertura, se analizan los tráficos durante un día laborable al año. En el Plan de Aforos de 2013 se registraron las intensidades en un total de 861 estaciones, de las cuales 64 son permanentes y funcionan de forma autónoma alimentadas por paneles solares durante los 365 días al año, repartiéndose el resto entre las demás categorías.

  • 1