Deportes

Carriço es la gran duda para intentar la remontada ante el Oporto

El portugués descansó el domingo después de jugar infiltrado el jueves y todo apunta a que estaría disponible. Emery tendrá a todos sus hombres fuertes aptos menos Alberto Moreno.

el 07 abr 2014 / 23:00 h.

El portugués Daniel Carriço controla el balón ante el valencianista Vargas en el Ramón Sánchez-Pizjuán. / Ramón Navarro El portugués Daniel Carriço controla el balón ante el valencianista Vargas en el Ramón Sánchez-Pizjuán. / Ramón Navarro El entrenador del Sevilla, Unai Emery, podrá casi con toda seguridad alinear a su once de gala –excepto al sancionado Alberto Moreno– para intentar la remontada del próximo jueves ante el Oporto. El Sevilla se juega mucho y está a un partido de alcanzar de nuevo una semifinal europea. La única duda es el portugués Daniel Carriço pero dado que Emery le dio descanso ante el Espanyol, todo apunta a que podrá estar disponible este jueves. El propio Emery reconoció el domingo en la rueda de prensa que Daniel Carriço fue descartado finalmente porque los médicos así lo aconsejaron. El luso reapareció en el partido de ida jugado en Oporto pero tuvo que ser infiltrado ya que llegaba muy justo de su lesión en el tobillo derecho. Aunque pudo haber jugado el domingo, los galenos explicaron a Emery que si no jugaba sería mejor para su total recuperación, por lo que el técnico vasco optó finalmente por descartarlo. La baja del portugués, cuando estaba en su mejor momento de la temporada, ha sido un serio contratiempo para Unai Emery. El jugador puede jugar tanto en la posición de central como en el puesto de pivote defensivo y su ausencia –junto a la de Mbia– fue un quebradero de cabeza para el cuerpo técnico del Sevilla. De cara al jueves, Emery tendrá también a varios de sus jugadores más importantes y con más calidad en sus botas en perfecto estado de revista –salvo contratiempo de última hora– ya que dio descansos a varios de ellos el pasado domingo en el encuentro ante el Espanyol de Javier Aguirre. El que tuvo un descanso completo fue el utrerano José Antonio Reyes, que presenció todo el partido desde el banquillo y, se supone, estará muy fresco el próximo jueves. El canterano sevillista está cuajando una buena temporada y se suele crecer en los partidos grandes, así que seguro que Emery quiere tenerlo a tope por que un Reyes inspirado puede ser más que importante para el Sevilla. El alemán Marko Marin, por su parte, sólo jugó 18 minutos. Algo más de un cuarto de hora le bastó para dejar una vez más buena muestra de su talento y hacer una gran pared con Gameiro para que el galo anotara el tercero de la tarde. El croata Rakitic, el líder de este equipo, comenzó el partido en el banquillo aunque tuvo la oportunidad de jugar 29 minutos y además marcar el cuarto gol que certificó la goleada al Espanyol. Quienes sí tuvieron que disputar más minutos fueron los delanteros ya que Emery, lógicamente, consideraba este encuentro muy importante. El delantero colombiano Carlos Bacca jugó 61 minutos mientras que el francés Gameiro, que cuajó un gran partido e hizo dos goles, disputó los noventa minutos del choque.

  • 1