miércoles, 23 enero 2019
16:29
, última actualización
Deportes

MBia coloca al Sevilla en Turín con un gol en el 94'

El conjunto de Unai Emery se enfrentará al Benfica, que eliminaba a la Juventus en el escenario de la final del día 14.

el 01 may 2014 / 19:53 h.

mbiaUn gol de cabeza de Stephane MBia en el minuto 94, cuando el Valencia ya se veía merecidamente en Turín, después de un partido en el que desarboló casi por completo al equipo de Unai Emery, puso al Sevilla FC en su tercera final de la Liga Europa, el próximo 14 de mayo. Allí se enfrentará al Benfica, que apeaba a la Juventus tras empatar a cero goles en el escenario de la final. Fue un instante que lo cambió todo. Un golpe de fortuna y de acierto, otro gol para la historia, un momento para recordar en un partido para olvidar. Como Andrés Palop en aquella eliminatoria de octavos de final ante el Shakhtar en 2007, cuando cabeceó a la red también en el 94’ un balón que daba el empate a dos y forzaba la prórroga, para que Chevantón obrara el pase de los de Juande Ramos, que acabaron levantando el título, MBia hizo el milagro en Valencia aprovechando un balón peinado de Fazio después de un saque de banda de Coke, cuando el Sevilla jugaba ya a la desesperada. Mestalla enmudeció, y los más de 5.000 sevillistas que arroparon a su equipo saltaron de alegría después de un encuentro pésimo que sufrieron cariacontecidos hasta el minuto 94. El Sevilla, que apenas había dispuesto de una ocasión clara de Reyes en la primera mitad, neutralizada in extremis por Diego Alves, encontró de nuevo ese punto de suerte y acierto necesarios que requieren los equipos en el camino hacia los grandes momentos de su historia, y es obvio que este club tiene un feeling especial con esta competición. Ha superado las tres semifinales que ha disputado y el próximo día 14 buscará su séptimo título desde 2006 ante el Benfica en el Juventus Stadium. valenciasevillaEl Sevilla agradeció el final de una primera parte en la que se vio, más que superado, desbordado. El conjunto valencianista imprimió un punto de intensidad y velocidad al juego que desarbolaba el intento tímido de presión de los de Emery, que llegaban casi siempre tarde al achique. La movilidad de los tres jugadores de la mediapunta provocaban un auténtico lío en la retaguardia nervionense, que veía venir como auténticos aviones a los oponentes. Lograban siempre superioridad por las bandas con la incorporación permanente de sus dos laterales, Bernat, por la izquierda, y Pereira por la derecha. Aunque Rakitic y Bacca habían avisado con dos tiros en los primeros minutos, el gol de Feghouli, al borde del cuarto de hora, no fue sino una consecuencia lógica de la escena. Fue una combinación estupenda, un dos contra dos, en la que tuvo de colaborador a Vargas, que bajó con el pecho un pase desde la medular de Ricardo Costa, y se la pasó al hueco en segunda fase al interior francés, que recortó a Fazio y tiro duro. El balón tocó en Coke, que se lanzó a la desesperada al suelo, y se fue a la red de Beto. El conjunto de Unai Emery siguió sin reaccionar. Estaba uno o dos escalones por debajo de lo que exigía el partido. Necesitaba dar un paso y acabar con un perfil timorato que acabó por costarle el segundo gol. Bajo el volcán que era ya Mestalla, Feghouli seguía en erupción, y obligó a Beto a realizar una gran parada lanzándose abajo en una composición de lo que estaba siendo el partido, ganando un balón dividido y un rechace ante tres defensas del Sevilla que reculaban.  Pero poco después, antes de la media hora, la eliminatoria ya estaba igualada, en una jugada donde el Sevilla dio de nuevo todo tipo de facilidades. Pasillo y alfombra para la subida por la izquierda de Bernat, que puso un centro que remató de cabeza Jonas completamente solo. El Valencia bajó algo el pistón. A esas revoluciones era difícil que pudiese continuar. El Sevilla tuvo más contacto con el balón, y Reyes, que estaba siendo el mejor, tuvo una ocasión clarísima que se cantó como gol. En una internada de Vitolo por la derecha, el balón llegaba a Bacca en el corazón del área; el colombiano le dio de tacón al segundo palo, donde el utrerano entraba solo y presto para empujarla. Se tuvo que lanzar al suelo porque venía botando, y cuando parecía que iba dentro, Diego Alves apareció para desviarla con el pecho junto al palo. De vuelta del descanso el partido se equilibró. El equipo de Pizzi, magníficamente dirigido por Parejo, bajó un punto su verticalidad, aunque seguía manteniendo el dominio. El Sevilla, con un Rakitic muy perdido e impreciso, tenía algo más el balón, pero apenas inquietaba a Alves. Merodeó el área pero sin mucha idea de cómo meterle mano a la bien posicionada defensa local. En cambio, aunque eran menos, las llegadas valencianistas siempre llevaban peligro, y en un despiste en un saque de banda, en el que Feghouli ganó la espalda a la defensa, sin dejarla caer la puso en el segundo palo. Acabó en el corner en el que Mathieu colocaba en ventaja al Valencia en la eliminatoria, aprovechando la pasividad visitante en el rechace. Emery tiró de Marin y ya había introducido a Gameiro, pero el Sevilla seguía sin hacer ningún daño. La eliminación parecía inevitable. El árbitro había dado cinco minutos de descuento. En el 94, Bernat despejaba un balón de cabeza a la banda. Mestalla celebraba el pase a la final pero surgió MBia, que puso el alma en un remate de cabeza que, como el de Palop en Donetsk, será recordado por siempre y para siempre por los sevillistas. Ficha Técnica: 3. Valencia CF: Alves, Joao, Costa, Mathieu, Bernat; Keita, Parejo (Javi Fuego, m.78), Piatti (Fede, m.62), Feghouli; Vargas y Jonas (Barragán, m.85). 1. Sevilla FC: Beto, Coke, Fazio, Pareja, Fernando Navarro (Alberto Moreno, m.72); Mbia, Carriço, Reyes (Marin, m.78), Rakitic, Vitolo y Bacca (Gameiro, m.66). Goles: 1-0, m.14: Feghouli. 2-0, m.26: Jonas. 3-0, m.65: Mathieu. 3-1, m.94: Mbia. Árbitro: Milorad Mazic (SRB). Amonestó por el Valencia a Bernat y Feghouli, Alves y Mathieu, y por el Sevilla a Carriço. Incidencias: Partido de vuelta de las semifinales de la Liga Europa, disputado en el estadio de Mestalla ante 52.000 aficionados, de ellos unos 5.000 sevillistas. Goal Mbia - Valencia 3-1 Sevilla - 01-05-2014 por 1Federico Valencia 3-1 Sevilla (All Goals) 01-05-2014 por 1Federico

  • 1