viernes, 22 marzo 2019
15:50
, última actualización
Local

Carrozas discoteca, bicicletas de regalo y kilos de caramelos

Carrozas-discoteca de Valencina de la Concepción, boletos canjeables por bicis en Dos Hermanas, libros gratis en Pedrera y, cómo no, toneladas de caramelos y juguetes. Los Reyes Magos desfilaron por los municipios de la provincia dejando a su paso regalos e ilusiones para todos.

el 15 sep 2009 / 20:47 h.

TAGS:

Carrozas-discoteca de Valencina de la Concepción, boletos canjeables por bicis en Dos Hermanas, libros gratis en Pedrera y, cómo no, toneladas de caramelos y juguetes. Los Reyes Magos desfilaron por los municipios de la provincia dejando a su paso regalos e ilusiones para todos.

Sus Majestades recorrieron la provincia con sus tradicionales carrozas, pero con novedades y curiosidades. Entre ellas, la carroza-discoteca de Valencina de la Concepción, donde la Asociación Musical de Acrossound siguió pinchando música tras el desfile. En Pedrera, los Reyes repartieron, además de 2.500 baratijas y 1.000 balones, libros de literatura infantil y juvenil en la caseta municipal. En Dos Hermanas, el regalo estrella fueron las bicis.

Dos Hermanas. La comitiva Real partió a las 17.15 horas desde la puerta del Ayuntamiento luciendo las carrozas diseñadas entorno al arco iris y sus siete colores, pero lo más comentado y anhelado fueron los 15 boletos canjeables por bicicletas. Era el premio gordo. En una jornada sin incidentes, el Consistorio se esmeró en mantener las calles limpias de los caramelos: dos camiones del servicio de limpieza y casi una decena de operarios esperaban pacientemente que la gente se fuera tras sus Reyes preferidos para recoger los restos de la fiesta.

Alcalá de Guadaíra. La cabalgata de Alcalá salió un año más a la calle consolidando uno de los más admirados desfiles de la provincia, especialmente por la belleza de sus carrozas que, además, este año Isidora Villalba realizó con especial esmero pues, con ellas, ha tratado de recrear las que han ido pasando por esta asociación que cumple en 2009 su 50 aniversario.

La salida fue puntual a las 17.00 horas. A pesar del intenso frío, 280 niños ocuparon las 20 carrozas que este año formaron el cortejo. Junto a ellos, cien beduinos y las seis bandas de música que cada año acompañan a los Reyes. El recorrido tuvo su culminación sobre las 21.00 horas ya que a las 21.30 horas los monarcas entregaron a los niños más necesitados 300 lotes de juguetes en el colegio Salesianos.

Utrera. Con la mirada fija en el cielo durante toda la mañana por la presencia de nubes, finalmente la cabalgata pudo recorrer las calles de Utrera ayer. De nuevo, la ilusión y la magia llegaron a numerosos rincones. La principal novedad de la edición de este año fue el cambio de recorrido, fruto de las obras que se están ejecutando en la calle Fernanda y Bernarda, con motivo del entubado del arroyo Las Monjas. Así, calles como Buenos Aires, Lope Díaz y Vía Marciala vieron, por primera vez, pasar la cabalgata sobre sus adoquines. Esta modificación se sumó a la que ya se produjo el año pasado, y que se ha vuelto a repetir, con la supresión de la calle Álvarez Quintero, cerrada desde noviembre de 2007 por las inundaciones. Pese a los inconvenientes, fue una jornada festiva que contó con el broche puesto por el castillo de fuegos artificiales. Y todo, organizado por la asociación Maestro de la Milla que, desde hace 32 años, pone en marcha la cabalgata de Utrera, con 15 carrozas y 8 bandas de música.

Ecija. Alrededor de 11.000 kilogramos de caramelos repartieron ayer Sus Majestades en su paseo por las calles de Écija, acompañados de una comitiva de 20 carrozas, ya que, finalmente, quedaron dos sin salir por la falta de dos remolques.

Junto con Melchor, Gaspar y Baltasar -encarnados este año por Ceferino Madero, hermano mayor de la Merced, José Manuel Rojas, directivo de Adeyco, y Antonio Ostos, triatleta- también desfilaron el Cartero Real -Belén Santiago- y la carroza del Tientapanzas, por primera vez y a petición de la asociación cultural que, desde hace cinco años, ha recuperado la figura de este tradicional personaje, genuino de las fiestas navideñas ecijanas.

También desfiló en la comitiva la carroza de la Estrella de la Ilusión, fija en el desfile y que prepara cada año la asociación de vecinos de la barriada de La Alcarrachela.

La Rinconada. Una marea de caramelos y regalos inundó la tarde de ayer las calles del municipio. Numerosos rinconeros se acercaron, primero, a la comitiva que salió de la caseta municipal de San José. Diez carrozas, entre las que se encontraban las de los Reyes Magos, la Estrella de la Ilusión, y unos divertidos dibujos animados como Ratatouille y la famosa ardilla de la película Ice Age, entre otras, recorrieron la localidad. Una hora más tarde, la cabalgata del núcleo de La Rinconada iniciaba su recorrido, con siete carrozas, desde el parque Quintero, León y Quiroga. Los tronos más llamativos fueron el de Batman y Kung Fu Panda. Ambas han dedicado una carroza a la interculturalidad. El pasacalles estuvo amenizado por beduinos y dos charangas que han dado la nota musical al recorrido.

Más de 4.000 caramelos se lanzaron e infinidad de regalos y chucherías que los pequeños acompañados de sus familiares no dudaron en recoger al paso de ambos desfiles.

Los Palacios y Villafranca. Los Reyes Magos, acompañados de unos 300 participantes en la cabalgata de Los Palacios y Villafranca, salieron ayer a las 17.30 horas del aparcamiento de Hipersol dispuestos a repartir ilusión desde sus 14 carrozas, diseñadas por el pintor local Eduardo Ponce. Repartieron 200.000 bolsas de golosinas y alrededor de 20.000 balones y juguetes.

Sus Majestades fueron encarnadas por tres empresarios: Juan Valle Santos, de la empresa Juvasa, en el papel de Melchor; Juan José Castillo Lobato, propietario de una empresa de fontanería, como Gaspar; y Rubén Carmona Fernández, miembro de la saga de la Confitería Distinguido, que hacía de Baltasar. La Estrella Guía ha sido la niña María Enela Míguez Antequera, en representación del colegio público Miguel de Cervantes.

La acompañaban 11 damas de honor, una por cada centro escolar, más dos representantes de las asociaciones de discapacitados Aura y Adifipa. El cortejo lo abrían unas aplaudidas majorets que daban música y color a la noche más ilusionante para los niños y para muchos mayores.

  • 1