Deportes

Cartagena-Betis: lo que ha cambiado la vida

El Betis visita al Cartagena. La última vez, el equipo verdiblanco estaba a ocho puntos de su anfitrión y debía ganar sí o sí. Hoy llega como líder indiscutible de Segunda.

el 19 nov 2010 / 21:26 h.

El Betis regresa hoy al estadio Cartagonova, donde hace apenas nueve meses disputó una de las muchas finalísimas a que se vio abocado por culpa de una primera vuelta nefasta. La vida no ha cambiado tanto como para que ambos equipos estén en la categoría por la que lucharon hasta el último episodio de la pasada campaña, pero sí lo suficiente para que el partido, si es una final, no lo sea para el conjunto verdiblanco. Aquella mañana del Día de Andalucía, el Betis de Víctor Fernández se presentó en la séptima posición y a ocho puntos, ocho, del tercero, que precisamente era el Cartagena. Esta tarde, el Betis de Pepe Mel se plantará en Cartagena como líder indiscutible, como el máximo goleador y el menos goleado, tras siete jornadas sin perder y con siete puntos de margen sobre el tercer puesto. Y su otrora enemigo directo, la sorpresa del año pasado, es decimocuarto y a catorce puntos del primero, aunque sólo a tres de los puestos de play off.

La clasificación está muy bien, pero quedan veintinueve partidos, que se dice pronto, y Mel no entiende de relajación. Además, tendrá que superar un importante inconveniente en su visita vespertina al Cartagonova: tres de sus titulares (Emana, Miguel Lopes y Momo) se han quedado en Sevilla, los dos primeros por un esguince de tobillo y una elongación en el bíceps femoral derecho, respectivamente, y el tercero porque el técnico cree que no se encuentra en las mejores condiciones, ni físicas ni anímicas. Las bajas de Emana y Miguel Lopes se veían venir, porque lo último que quiere el cuerpo técnico es forzar a dos hombres de esa importancia. La ausencia de Momo es sin embargo la gran novedad de la convocatoria y derivará en la gran novedad del once, ya que todo apunta a que Ezequiel aprovechará la ocasión para colarse en la alineación. Con el permiso de Mel, claro, que tras el partido ante el Xerez le propinó una buena riña y hoy comprobará si el chaval ha madurado y ha aprendido.

La lista contiene otro dato sorprendente: la baja de Casto. El extremeño se benefició del inevitable regreso de Razak al Betis B tras la lesión de Adrián y cuajó una buena actuación en la eliminatoria copera ante el Zaragoza, pero en cuanto el portero del filial se ha recuperado, Mel ha vuelto a echar mano del ghanés. En la expedición, de diecinueve futbolistas, también han hallado un hueco Caffa, Rodri y Cañas, todos ellos desahuciados en los planes del técnico desde hace bastante tiempo. No vuelve, en cambio, Fernando Vega, un habitual ya en la enumeración de descartes.

UN RIVAL IRREGULAR. El Betis es la escuadra más regular de Segunda y su objetivo es conservar esa virtud en el campo de un oponente que representa todo lo contrario. Su secuencia en las cuatro últimas jornadas es victoria-derrota-victoria-derrota, así que hoy en teoría le toca vencer, pero es tan irregular... Antes de este último parcial loco estuvo cinco jornadas sin ganar y además viene de encajar un 3-0 en Huelva que ha dolido mucho en tierras cartageneras, aunque es verdad que no cae en su campo desde el 25 de septiembre (1-2 contra el Córdoba). Es justo el día en que el Betis perdió por primera y última vez esta temporada (2-1 en Albacete). Juan Ignacio Martínez, que repite al mando de la nave blanquinegra, pierde por sanción a Toni Moral y a los lesionados Txiki, Jordi Pablo y el ex bético Maldonado, pero recupera a Iñaki Muñoz, Lafuente y, sobre todo, el veteranísimo Víctor. Los béticos lo recordarán bien: salvó al Valladolid aquella tarde en que el Betis bajó a Segunda.

  • 1