Local

Cartas de aquella Europa en la que parecía comenzar el mundo

El escritor Mauricio Wiesenthal presenta hoy en la Pérgola la apasionante correspondencia entre Rainer Maria Rilke, Marina Tsvietáieva y Borís Pasternak publicada por el sello editorial Minúscula.

el 01 may 2013 / 23:14 h.

TAGS:

El escritor Mauricio Wiesenthal. El escritor Mauricio Wiesenthal. A veces las mejores citas de la Feria del Libro no se corresponden necesariamente con textos recientes. Es el caso del acto que acogerá esta noche (21.00 horas) la Pérgola, excepcional tanto por el presentador –el gran Mauricio Wiesenthal– como por los autores del volumen que se presenta: nada menos que Rainer Maria Rilke, Marina Tsvatáieva y Borís Pasternak. Se trata de Cartas de 1926, la correspondencia de los tres monstruos mencionados que acaba de lanzar el sello Minúscula. Situémonos en el tiempo: Rilke se encuentra en el último año de su vida, preparándose para agonizar de leucemia en Suiza; el padre de Pasternak ha recibido una carta del autor de Las elegías de Duino donde asegura que ha leído cosas de su hijo, el joven Borís, y le parecen excelentes. Este juicio despierta el entusiasmo de ambos, y piden a la Tsvatáieva, que vive en el exilio francés, que haga de intermediaria con Rilke... Sin sospechar que la gran maestra rusa caería perdidamente enamorada del maestro. “Fue un amor sin verse, como el de los caballeros andantes”, puntualiza Wiesenthal, “se citan sabiendo que no van a poder encontrarse nunca. Marina nota que Rilke está muy frío, y de hecho siempre lo fue con las mujeres; pero esta vez se debe a que está en otro mundo”, agrega. Un poeta, Rilke, de plena madureza, cuya obra ya está más que hecha, despiés de los Sonetos a Orfeo y las Elegías; otro, Pasternak, que “no es brillante como poeta, pero es muy cerebral, y está obsesionado con que alguien tiene que contar lo que pasa en Rusia. Es decir, todavía no sabe que ya es el novelista genial que escribirá Doctor Zhivago”, apunta Wiesenthal. Se trata, en definitiva y según el escritor español, “de una época ascendente en lo malo y en lo bueno, de vitalidad en contraste con la actual, de desgaste, entropía, de sensación de que el mundo se acaba. Ascendían los nazis y Stalin, pero había esperanza en la ciencia, en el cine, se cree que merece la pena combatir, que existe un mañana humano, y no de robots”. Cabe destacar que Wiesenthal acaba también de publicar un nuevo libro suyo, el espléndido y emocionante Siguiendo mi camino (Acantilado), donde repasa la banda sonora de su vida al tiempo que desgrana algunos de sus recuerdos a caballo entre Europa y América. El autor firmará ejemplares de éste y otros títulos suyos desde las 20.00 horas en la caseta de la librería Palas, la número 9.

  • 1