Local

Cartas de bares en alemán en Mojácar y operaciones de cadera en Marbella

¿Cómo se aplicaría en Andalucía el contrato a los extranjeros que el Partido Popular propone? Los extranjeros europeos que se instalan en Andalucía tras cumplir su jubilación superan a los que se desplazan a la comunidad a trabajar y en busca de un futuro mejor.

el 14 sep 2009 / 23:52 h.

TAGS:

¿Cómo se aplicaría en Andalucía el contrato a los extranjeros que el Partido Popular propone? Los extranjeros europeos que se instalan en Andalucía al jubilarse superan a los que se desplazan a la comunidad a trabajar y en busca de un futuro mejor. Británicos, alemanes, franceses, belgas, holandeses... El viejo continente elige Andalucía para jubilarse al sol y la mayoría ni siquiera aprenden español.

El contrato de integración presentado por el PP busca que los inmigrantes "aprendan a respetar las costumbres españolas". Pero ¿qué inmigrantes? ¿están exentos los extranjeros europeos? ¿sólo firmarán el contrato los inmigrantes que vienen a trabajar?

Los populares no dicen ni aclaran nada a este respecto. No hay carta de restaurante en Mojácar (Almería) -una de las seis localidades andaluzas con un tercio de residentes extranjeros en sus padrón- que no tenga versión en inglés, francés o alemán.

Tanto la oferta gatronómica como el horario están pensados a su medida. Un cartel de "Welcome" recibe a los visitantes a Benahavís, la localidad malagueña donde hay censados ya más extranjeros que españoles (2.743 de 73 nacionalidades, la mayoría de británicos -1076-). Y el quiosco de Benalmádena vende periódicos de más de 20 países.

Según datos del ýúltimo censo los extranjeros residentes en Andalucía ronda el medio millón (5,4% de la población) y se concentran en Almería y Málaga. La comunidad está por detrás de Cataluña, Madrid y la Comunidad Valenciana.

El origen de muchos de sus inmigrantes es diferente. A Marruecos, Rumanía, Ecuador, Colombia, Argentina o China como países de origen, en Andalucía le anteceden Reino Unido, Italia, Alemania o Francia.

La reflexión del secretario ejecutivo de Economía y Empleo del PP, Miguel Arias Cañete, provocó la indignación también de los socialistas andaluces. Más allá de su opinión sobre la calidad de los camareros extranjeros le replicaron a su discurso sobre las urgencias hospitalarias "colapsadas" por los inmigrantes que descubren la atención sanitaria.

"Claro, alguien que para hacerse una mamografía en Ecuador tiene que pagar el salario de nueve meses llega aquí, a urgencias, y se la hace en un cuarto de hora", aseguró Arias Cañete el pasado jueves.

El presidente de la Junta y candidato del PSOE andaluz, Manuel Chaves, desmontó ayer esa teoría argumentando que los inmigrantes suponen un 0,8% del total de las consultas de atención primaria, un 0,6% de las visitas a domicilio y un 2,5% del total de urgencias. El consejero de Economía, José Antonio Griñán, recordó la aportación de los inmigrantes a las arcas del Estado.

Y es que en Andalucía el problema de la sanidad pública no está en la ecuatoriana sino en la británica. En el Hospital Costa del Sol de Marbella la atención a extranjeros supone una cuarta parte de las urgencias e ingresos y un tercio de las operaciones de cadera se realizó a extranjeros. Y no son ecuatorianos.

  • 1