Economía

Casa Márquez amarra cables en tres negocios

75 años de historia dan para mucho desde que comenzara con una pequeña tienda dedicada a las instalaciones eléctricas y reparaciones mecánicas en la céntrica calle Hernando Colón hasta hoy.

el 14 sep 2009 / 21:03 h.

75 años de historia dan para mucho. Desde que comenzara con una pequeña tienda dedicada a las instalaciones eléctricas y reparaciones mecánicas en la céntrica calle Hernando Colón hasta hoy, la fisonomía de Casa Márquez ha pegado un vuelco espectacular.

Guillermo Márquez Hahn ha logrado convertir el negocio familiar que fundara su padre, José Márquez Romero, en una empresa con visión de futuro que ha sabido abrirse a nuevas oportunidades a través de la diversificación de la actividad empresarial. El grupo ya no sólo se dedica al sector elétrico, sino que aglutina otras dos firmas -Marhan Suministros, dedicada a la restauración, y Tele Hospital, que gestiona el servicio de telefonía pública y televisores en centros sanitarios- que le abre más oportunidades de negocio y un puesto de referencia entre el empresariado sevillano.

Pero volvamos a 1932. Fue entonces cuando Casa Márquez comenzó su andadura prestando servicio a los vecinos del centro de la capital hispalense. Pocos años después trasladó su sede a un local cercano, en la emblemática calle Harinas, que aún sigue funcionando y mantiene la antigua clientela. "Me incorporé a la empresa con 15 años y empecé desde abajo, ocupando los puestos de menos responsabilidad en la tienda", asegura Guillermo Márquez, que ahora es el presidente ejecutivo de una firma que da trabajo a 600 personas, muchas de ellas vinculadas durante más de 20 años a la empresa. "Llevo ya 40 años al frente de Casa Márquez, y desde entonces ha cambiado muchísimo. Al principio sólo había cuatro o cinco empleados", reconoce Márquez, que ahora tiene 59 años. De hecho, ahora la sede central de la firma se encuentra en el Polígono Industrial Carretera Amarilla, donde cuenta con unas instalaciones de 4.300 metros cuadrados. En ella están ubicadas las oficinas centrales, la tienda y los almacenes, desde donde se presta servicio a los clientes profesionales.

A pesar de los cambios, el negocio eléctrico es el que tiene un mayor peso específico dentro de la empresa, con un 60% de la facturación. "Por ahora eso no va a variar", afirma el presidente de la firma sevillana, que añade que las nuevas divisiones de negocio surgieron "para dar una mejor respuesta a nuestros clientes". El 70% procede de los organismos públicos, una tendencia que espera "no cambie en el futuro".

Por ahora, la herencia familiar de la firma está asegurada. Olga Márquez, hija de Guillermo, asume actualmente la gerencia de la misma. "Es un orgullo que mi padre haya conseguido montar todo este negocio", confiesa.

  • 1