Local

Casal denuncia el acoso a los empleados que no secundan la huelga

El ambiente dentro de la empresa de transportes Casal continúa enrareciéndose. Tras la aprobación en la última asamblea de la huelga indefinida, ahora, los responsables de la compañía denuncian acoso a una empleada que accedía a su puesto de trabajo y desperfectos en un coche privado.

el 15 sep 2009 / 04:18 h.

TAGS:

El ambiente dentro de la empresa de transportes Casal continúa enrareciéndose. Tras la aprobación en la última asamblea de la huelga indefinida, ahora, los responsables de la compañía denuncian acoso a una empleada que accedía a su puesto de trabajo y desperfectos en un coche privado.

Luis Martín, gerente de la compañía, que explota conexiones de Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) y del Consorcio de Transporte del área metropolitana, consideró ayer "una auténtica locura" la huelga indefinida propuesta por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) y aprobada por la asamblea, y advirtió de que el conflicto laboral que atraviesa la empresa incluye "coacciones" a la plantilla con destrozos en el vehículo privado de un empleado, por ejemplo.

En declaraciones a la agencia Europa Press, relató que ayer mismo recibió la notificación mediante la cual el comité de empresa le informaba de la decisión adoptada por la asamblea para transformar en indefinida la huelga que se desarrolla cada viernes, medida que cree descabellada, por lo que considera una tozudez "absoluta" de los dirigentes de ASC. Este sindicato ostenta la presidencia del comité de empresa y convoca estos paros en solitario.

En este sentido, el gerente advirtió de que los miembros de la plantilla que no siguen la huelga están siendo víctimas de "coacciones" para secundar los paros. También narró que "personas concretas que quieren trabajar más allá de los servicios mínimos" están siendo presionadas para adherirse a la huelga.

En concreto, contó que el pasado viernes, última jornada de huelga, un trabajador que no habría secundado los paros se encontró con la carrocería de su vehículo privado "con la pintura decapada" después de que alguien vertiera "algún tipo de ácido" sobre él, mientras que una administrativa fue "perseguida micrófono en mano" mientras intentaba incorporarse a su puesto de trabajo.

"Esto supera todo lo razonable", alertó el máximo responsable de una empresa que en breve podría declararse en huelga indefinida una vez que ASC registre la nueva convocatoria en el Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación (Cemac).

El pasado 18 de abril, cerca de 200 personas entre trabajadores y delegados sindicales, se manifestaron por el centro de Sevilla para reclamar una salida al conflicto laboral, que se traduce en la huelga vigente cada viernes de la semana, tras el paro de la Feria de Abril y otro de una semana del pasado mes de marzo, y en la ruptura de relaciones entre la directiva y el citado sindicato.

El paro convocado por ASC en Casal para cada viernes afecta, junto a varios barrios de la capital hispalense, a los municipios de Carmona, El Viso del Alcor, Mairena del Alcor, Alcalá de Guadaíra, Camas, Santiponce, La Rinconada y Alcalá del Río y al sector de Montequinto en Dos Hermanas. Se trata de una población de 240.000 personas potencialmente afectadas porque estas rutas registran una media de 13.500 viajes los días laborales. En Sevilla los afectados son los barrios de Valdezorras, Macarena, Torreblanca y Parque Alcosa.

  • 1