Local

Casal sostiene que la huelga se desinfla tras desertar varios conductores

El ataque a un autobús marcó la segunda jornada de la huelga indefinida convocada por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) en la compañía de transporte de pasajeros Casal. (Foto: Juanma Rodríguez).

el 15 sep 2009 / 04:55 h.

TAGS:

El ataque a un autobús marcó la segunda jornada de la huelga indefinida convocada por la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) en la compañía de transporte de pasajeros Casal. Pero la empresa prefirió destacar que una treintena de conductores se incorporó ayer a su puesto de trabajo, deserciones que negó el sindicato.

De este modo, el paro continúa con polémica. El director de Casal, Luis Martín, explicó que el mencionado incidente se produjo en la ruta que une la capital hispalense con Castilblanco de los Arroyos, en plena Sierra Norte, ya que esta empresa no limita sus servicios al área metropolitana, si bien es su principal radio de acción. El autobús que cubría este recorrido fue atacado en el tramo que atraviesa el término municipal de Burguillos. Cuando el vehículo estaba en marcha, un objeto impactó en la luna trasera y rompió el cristal, si bien no hubo heridos.

Es más, el gerente insistió en centrarse en que, según sus datos, la convocatoria va perdiendo fuelle. De este modo, según comentó, durante la primera jornada de paro, el pasado jueves, el respaldo a la llamada del sindicato fue del 100%, mientras que ayer el seguimiento no fue "total", según puntualizó. "Estos trabajadores reanudaron el trabajo voluntariamente", aseguró el gerente.

Por contra, el secretario general de ASC en Casal, Javier Marque, insistió en que el seguimiento de la huelga volvió a ser "del 100%". En cuanto al autobús presuntamente atacado, recalcó que no le constaban incidentes y que la jornada transcurrió "con normalidad".

Por otra parte, los miembros de ASC asistieron al pleno del Ayuntamiento de Dos Hermanas para ser testigos de cómo el equipo de gobierno presidido por Francisco Toscano (PSOE) respondía a las preguntas del PP en cuanto a la contratación de un servicio gratuito de lanzaderas que ya conecta el casco urbano de Montequinto con la Universidad Pablo de Olavide (UPO), donde los usuarios enlazan con la línea 36 de Tussam para acceder a la capital hispalense.

El sindicalista interpretó que los socialistas echaron "balones fuera" durante el pleno y explicó que "está en manos del abogado" una posible impugnación a esta medida, ya que la contratación de este servicio está relacionada con el paro en sí y no se trata de "una conexión urbana cualquiera", toda vez que "vulnera el derecho a huelga" de la plantilla.

Cabe recordar que los servicios mínimos se elevan al 60% en horas punta y al 30% en horas valle en las rutas del área metropolitana, mientras en el resto de conexiones se establecieron en un 30% de la actividad a lo largo de toda la jornada, según decidió la Consejería de Empleo tras escuchar a las partes.

En concreto, y en lo que a la corona del área metropolitana se refiere, el paro afecta a los municipios de Carmona, El Viso del Alcor, Mairena del Alcor, Alcalá de Guadaíra, Camas, Santiponce, La Rinconada, Alcalá del Río y Dos Hermanas, más exactamente al núcleo de Montequinto. Según datos del Consorcio de Transportes, unas 240.000 personas están potencialmente afectadas por esta situación, ya que estas rutas registran una media de 13.500 viajes los días laborales por el territorio.

Mientras, en la capital hispalense están afectadas cuatro líneas de Tussam, que tiene concedidas, que son las de los barrios de Torreblanca, Valdezorras, Parque Alcosa y el circular de Macarena.

  • 1