viernes, 26 abril 2019
17:44
, última actualización
Economía

Casi 2.000 bares y restaurantes de Sevilla sucumben a la crisis

La provincia es la sexta española que cuenta con un mayor número de estos locales, que se han reducido casi un 10% en el último ejercicio.

el 07 nov 2011 / 21:56 h.

Aunque parezca que en cada esquina hay un bar o un restaurante, Sevilla es la sexta provincia española que cuenta con más establecimientos de este tipo, donde se contabilizaban a cierre de 2010 un total de 9.527 locales, solo precedida por Madrid y Barcelona (33.592 y 28.397, respectivamente), el eje Alicante y Valencia, que superan los 13.000, y por Málaga, con 11.812 negocios. No sorprende porque Sevilla, al igual que Andalucía, tiene su economía muy centrada en el sector servicios.

Y, al igual que en el resto de actividades, la crisis ha impactado sobre este sector, de manera que casi dos mil bares y restaurantes -en concreto, un total de 1.886- se han quedado en el camino desde 2007 hasta el cierre de 2010, según se desprende del Anuario Económico de España 2011 de La Caixa , lo que se traduce en un retroceso del 16,5% de estos negocios y los retrotrae al mismo nivel de los años 2003-2004. Si las comparaciones las hacemos solo en el último año, la restauración perdió un 9,5% de establecimientos. Un millar no logró sobrevivir, para ser más exactos.

En el caso de Andalucía, donde hay 48.120 negocios hosteleros, han sido 10.760 los que han sucumbido a la coyuntura económica desde 2007.

No escapó mejor el comercio, especialmente el minorista, en la provincia sevillana, que el año pasado fue testigo del cierre de un 9,6% de sus establecimientos, hasta los 33.259 -el 22% andaluz-, que sumaban un total de 4,12 millones de metros cuadrados. En este ámbito, el mayor ajuste, de un 16%, recayó sobre los supermercados que, con 1.326 superficies, perdieron 251.

También dentro del ámbito de la alimentación, las tiendas de comercio tradicional no escaparon al castigo y al cierre de 2010 contabilizaban un 14,1% menos de negocios, hasta los 8.774, según el Anuario de La Caixa, que abunda en que en la rama comercial no alimentaria el mayor varapalo se lo llevaron el vestido y el calzado, con una caída del 9% y 4.074 tiendas, 400 menos en un año. Una cifra similar (414) fueron los establecimientos especializados en hogar que se perdieron, un 6,8%, hasta situarse en los 5.674 en la provincia. En el resto, el 6,69% se quedó por el camino y 10.902 sobreviven.

Por su parte, grandes almacenes e hipermercados no sufrieron cambios, aunque sí los padeció los mercadillos y comercio ambulante, que mermó un 10%.

Ya en lo que se refiere a centros comerciales, Sevilla cerró 2010 con un total de 33 -uno menos que el año precedente-, que sumaban 553.036 metros cuadrados de superficie (el 2% menos), once de ellos ubicados en la capital, y el resto repartido por la provincia con más presencia en Dos Hermanas (cuatro), Alcalá de Guadaíra (tres), Écija (tres), y Camas, Utrera y San Juan de Aznalfarache (con dos cada uno).

Andalucía contaba con 120 centros comerciales repartidos en 2.435.368 metros cuadrados, lo que supone un incremento del 1,9% de superficie frente a 2009.

El Anuario Económico de La Caixa aporta otros datos, éstos relativos a 2009, que señalan que Andalucía representó ese ejercicio el 13,3% de la actividad económica española, un 11,1% del peso industrial del país, el 16,2% si hablamos de comercio, el 15,7% de restauración y bares, el 18,4% del turismo sobre el total nacional y el 17,1% de capacidad de consumo, dos últimos aspectos en los que fue líder.

  • 1