Local

Casi 200 personas han muerto por el fuego en Australia

Los muertos en Australia por el fuego rondan los dos centenares, pero lo más grave es que las autoridades del país advierten de que "lo peor de los incendios no ha acabado". Al alto número de víctimas mortales hay que sumar los 4.000 damnificados que reclaman ayudas de emergencia.

el 15 sep 2009 / 22:23 h.

TAGS:

Los muertos en Australia por el fuego rondan los dos centenares, pero lo más grave es que las autoridades del país advierten de que "lo peor de los incendios no ha acabado". Al alto número de víctimas mortales hay que sumar los 4.000 damnificados que reclaman ayudas de emergencia.

No hay que olvidar que 750 casas han sido destruidas por los incendios y que 340.000 hectáreas de terreno han sido arrasadas por las llamas en los estados sureños de Victoria y Nueva Gales del Sur.

Los cuerpos de seguridad temen que el número de víctimas mortales, por ahora todas ellas en Victoria, supere la cifra de 200, pues hay un centenar de personas dadas por desaparecidas y porque todavía hay focos fuera de control.

Un total de 28 fuegos seguían ayer activos en Victoria, pero a los bomberos les preocupa tres frentes que amenazan varias zonas habitadas, el de Churchill (sureste), el de Beechworth (noreste) y el de Taggerty (noreste).

El departamento de Defensa australiano ha enviado un equipo especial de 200 miembros de los ejércitos de Tierra, Mar y Aire para participar en las tareas de contención, en las que participan 3.000 bomberos y miles de voluntarios. Los estados vecinos Australia del Sur, Tasmania, el Territorio de la Capital, Australia Occidental y Nueva Gales del Sur también han aportado refuerzos, y de Nueva Zelanda llegarán en las próximas horas un equipo de 100 expertos.

Unas 5.000 personas se han registrado como evacuados, mientras que centenares más moran en sus coches o establecimientos comunitarios.

Las ayudas económicas para los damnificados no han parado de crecer, y el Gobierno australiano, que el domingo anunció un fondo de 5,12 millones de euros, ha abierto una cuenta para las donaciones de particulares y empresas privadas. Varias cadenas de supermercados entregarán los ingresos de un día a las víctimas. A la campaña de solidaridad se han sumado todos los gobiernos estatales de la Federación de Australia, y también el Gobierno de Nueva Zelanda.

Entre los desplazadas y los cuerpos de seguridad ya han surgido fricciones, porque algunos ciudadanos quieren regresar a sus casas para ver qué ha pasado. El subdirector de la Policía de Melbourne, Kieran Walshe, explicó que no podían permitir regresar a los desplazados hasta que se tenga la certeza de que no hay más muertos en esos lugares, y hasta que los equipos forenses y los investigadores hayan tomado todas las pruebas que necesitan, porque la intención de las autoridades es aclarar cómo se han producido estos incendios.

  • 1