Deportes

Casi 400 aficionados sevillanos arroparon anoche al Cajasol en Bilbao

En autobús, coche o avión, lo importante no era el modo, sino estar presentes.

el 19 feb 2010 / 18:57 h.

Casi 400 aficionados sevillanos no han querido perderse uno de los mayores espectáculos de la temporada deportiva, y han acompañado al CB Sevilla Cajasol en la Copa del Rey de baloncesto de Bilbao.

Y es que ni la crisis, ni los más de 1000 kilómetros de distancia, ni lo ingrato del sorteo previo que nos emparejó con la más fea del baile, ni el hecho de que el partido se jugase un jueves y por cuestiones laborales muchos no hayan podido acudir, han impedido que un importante número de aficionados se traslade hasta la capital vizcaína para arropar al conjunto sevillano.

Con su entusiasmo, a punto estuvo ayer el Cajasol de dar la campana en Copa. Y es que sus incondicionales, aunque inferiores en número a la afición blaugrana, no dejaron de animar en ningún instante y en ciertos momentos del encuentro, consiguieron el apoyo de gran parte del aforo para que los ánimos y los gritos de ánimo a los hombres de Joan Plaza resonaran dentro del Bilbao Exhibition Center, pabellón que acoge el evento y que pretende hoy registrar un récord histórico de asistentes con más de 15.000 personas siguiendo en vivo un encuentro de baloncesto en nuestro país .

Y en esas anduvo el Cajasol, en busca del imposible que era vencer al equipo en mejor momento de Europa, el Regal FC Barcelona en un encuentro que disputó hasta el último minuto y finalmente terminó perdiendo por un ajustado 77 - 72. Esta misma mañana volvía el equipo a Sevilla, sin su entrenador Joan Plaza que esta tarde presentaba en la Casa del Libro de Bilbao su primera novela Las mantas de Angelina.

No obstante, la mayoría de los aficionados sevillanos se quedarán hasta el domingo en la capital vizcaína podrán seguir disfrutando de la competición copera, de la ciudad y de la gran cantidad de eventos que la organización del torneo ha preparado para los aficionados, entre los que destacan numerosos conciertos, una zona lúdica dedicada íntegramente al baloncesto en pleno centro de Bilbao y por supuesto la MiniCopa del Rey que enfrenta en partidos matutinos a los 8 equipos infantiles en liza de la competición del KO.

  • 1