Local

Casi 8.000 VPO se quedan sin las subvenciones estatales

Colegios profesionales y constructores auguran la «muerte» del sector

el 21 sep 2010 / 19:36 h.

TAGS:

"La VPO está herida de muerte. Estamos a las puertas de su desaparición, ya que los costes inherentes a ellas, la desaparición de las ayudas estatales y la inseguridad que se ha creado para el futuro provocarán la huida de las inversiones". Así de tajante se mostraron ayer los representantes de la Mesa de la Construcción de Sevilla. En la provincia, alrededor de 8.000 VPO recién empezadas o a medio hacer se quedarán sin subvenciones al comprador, según el presidente del Colegio de Aparejadores y Arquietctos Técnicos, José Antonio Solís. Según sus cálculos, el 47% de las VPO calificadas desde enero de 2008 logró financiación (crédito bancario) y, de ellas, sólo un tercio aproximadamente está terminada y, por tanto, recibirá ayudas estatales. El resto, cerca de 8.000, no, según Solís.

 

Miguel Rus, presidente de la Mesa de la Construcción y de la patronal Gaesco -que estuvo acompañado por los responsables de los colegios profesionales de Ingenieros de Caminos, Abraham Carrascosa; de Arquitectos, Ángel Díaz del Río, y de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria, Manuel Bermudo-, explicó que el Plan Estatal ha sido una "trampa fatal", ya que ahora sólo se garantizan las ayudas para quien subrogue el préstamo, es decir, "los que ya tengan las llaves, algo que sólo ocurre cuando la obra ya está terminada".

Rus puso como ejemplo su propia empresa: "Si no hay demandantes de VPO por la eliminación de las ayudas, supondrá la pérdida de casi el 50% de mi cartera de obras y de personal de mi empresa". "Será la puntilla para el sector de la construcción, porque la VPO era lo que nos quedaba", apostilló Carrascosa.

Según los miembros de la Mesa de la Construcción, muchas empresas compraron suelo público o reconvirtieron viviendas de renta libre en VPO como tabla de salvación ante la crisis del ladrillo y, ahora, "nos sentimos engañados" por la administración, "que cambió las reglas del juego a mitad del partido, puesto que el Plan Estatal debe estar vigente hasta 2012", señalaron.

Además, destacaron que a quien más perjudica la eliminación de estas ayudas estatales, de entre 5.000 y 12.000 euros, es a las familias que quieren comprar alguna de las VPO que están a medio hacer o casi terminadas, de ahí que vaticinen que caerá la demanda y, por tanto, el negocio de la VPO, que ya por sí es el menos rentable para los promotores. "La eliminación de las ayudas es el torpedo en la línea de flotación del sector", sentenció Rus.

La Mesa exigió que sea la Junta la que resuelva la situación, ya que el Plan Andaluz de Vivienda determina en su artículo 13.3 que "si no fuera posible esta financiación estatal, la Comunidad Autónoma financiará dichas medidas con cargo a sus presupuestos". Es por ello que, para ofrecer seguridad jurídica, la Mesa de la Construcción espera un compromiso expreso por parte de la consejera de OBras Públicas y Vivienda, Rosa Aguilar, a la que han pedido una reunión.

Tanto Solís como Díaz del Río alertaron de que al sector de la construcción sólo le quedará la rehabilitación para mantener abiertas las empresas y, por ende, no destruir empleos.

menos impuestos. Además, los miembros del sector de la construcción proponen que se reduzca el IVA aplicable a las viviendas de régimen general al 4% (ha subido del 7% al 8%), lo que, en su opinión, compensaría la subrogación de las ayudas estatales directas a la entrada, así como reclaman la eliminación de las trabas a la comercialización y venta de las viviendas protegidas.

Para ello también abogan por que se considere la descalificación de las viviendas que pasen a formar parte de los activos de las entidades financieras en caso de impagos de la hipoteca para, de este modo, hacer más atractiva su financiación.

El registro de demandantes, "un obstáculo más"

Los registros públicos de demandantes son, hoy día, un obstáculo que demora los plazos de venta, incrementando los costes financieros de estas promociones y haciéndolas inviables económicamente". La Mesa de la Construcción de Sevilla propuso ayer la eliminación de los registros de demandantes de VPO para agilizar y facilitar la venta de estas viviendas.

"El sorteo tampoco funcionaba, pero no se puede poner limitación a la salida de estas viviendas de protección, aunque sí está bien que se controle su venta posterior y que la administración tenga el derecho de tanteo y retracto", aseguró Miguel Rus, para quien no es de recibo en plena crisis que una persona no puede optar a una VPO si es de otro municipio o si no lleva dos años empadronado en el mismo.

  • 1