Local

Casi la mitad de artículos destinados al aprendizaje de natación contiene errores

El 71,15% presentan irregularidades debido a que el producto o sus embalajes no tienen una etiqueta o similar con las características del mismo. 

el 20 jul 2012 / 12:29 h.

TAGS:

La Consejería de Administración Local y Relaciones  Institucionales, a través de la Secretaría General de Consumo y los  Servicios de Consumo provinciales, ha detectado errores o  deficiencias en un 46,5 por ciento de las actuaciones de control de  etiquetado realizadas por la inspección de Consumo en los flotadores  y otros artículos similares destinados al aprendizaje de la natación. 

En una nota de prensa, la Junta ha afirmado que las actuaciones se  enmarcan en una campaña de inspección realizada a lo largo del mes de  mayo con el fin de comprobar el etiquetado y las condiciones de  seguridad de estos productos.

La mayoría de las irregularidades detectadas constituyen  infracciones de carácter leve y conllevan una sanción que oscila  entre 200 y 5.000 euros, así como la retirada del producto si éste  fuese inseguro, según la normativa vigente, Ley 13/2003, de 17 de  diciembre, de defensa y protección de los consumidores y usuarios de  Andalucía.

Asimismo, los objetivos de las inspecciones realizadas han sido  controlar que se dan los requisitos básicos y generales de  información, normas de calidad y seguridad, así como adoptar las  medidas necesarias para garantizar su cumplimiento.

En concreto, se han efectuado en todas las provincias andaluzas un  total de 172 controles de revisión de etiquetado en manguitos,  collarines, bandas pectorales, mochilas y prendas y flotadores de  asiento y de aro. Resultado de éstos ha sido el levantamiento de 172  actas en las que 80 se ha detectado alguna irregularidad.  

Además, se han tomado 21 muestras de productos que se han  remitido al Centro de Investigación y Control de Calidad, dependiente  del Instituto Nacional de Consumo, para examinar el etiquetado, la  resistencia a la tracción, las propiedades mecánicas y físicas, los  bordes, los elementos salientes y la resistencia a la perforación.

Las inspecciones se han llevado a cabo en  jugueterías y otros  establecimientos de venta de flotadores y similares, prestando  también atención a las tiendas tipo bazar y aquellas que ofrecen  estos productos a bajo precio.  

Por otra parte, en cuanto a los flotadores de aro, las principales  conclusiones de esta campaña son que el 71,15 por ciento presentan  irregularidades debido a que el producto o sus embalajes no tienen  una etiqueta o similar con las características del mismo.  

De este modo, en el 69,38 por ciento falta información  complementaria como el número de la norma, en este caso EN 13138-2:  2007, o el nombre o marca registrada del fabricante importador o  proveedor. Igualmente, el 63,26 por ciento de los flotadores de aro  no advierten de que no protegen frente al ahogamiento.

Por su parte, del análisis de los flotadores de asiento se deduce  que el 55,55 por ciento no avisa de 'Riesgo de vuelco' y el 52,63 por  ciento no advierte de que no deben emplearse en balsas de baño.

De manera que, se omite información obligatoria sobre los posibles  riesgos (52,63 por ciento), así como la necesidad de no utilizarlo  donde el niño no haga pie (36,84 por ciento), o en presencia de un  adulto (52,63 por ciento), además de no darle un uso que no sea el  exclusivo que le corresponde y tener en cuenta el peso y talla para  la que está diseñado (50 por ciento).

Por su parte, en manguitos, prendas, collarines, bandas pectorales  o mochilas se ha comprobado que el 34,72 por ciento de los  dispositivos y embalajes no ofrece información suplementaria como la  talla y el grupo de edad al que van dirigidos. También el 33,33 por  ciento de estos artículos no advierte de que deben utilizarse siempre  bajo supervisión, además de otras condiciones.

Por último, en relación con las 21 muestras que se han remitido al  laboratorio para su análisis, éste ha procedido a revisar también su  etiquetado, detectándose que un total de nueve se han calificado como  positivas por no cumplir con la información que debe figurar en el  mismo.

  • 1